Mercados

OPEP emprende ofensiva diplomática para reducir producción

A menos de dos semanas de la reunión final de la OPEP,  los países que la integran no ha encontrado una vía para concluir el acuerdo preliminar sobre reducciones logrado en Argel el 28 de septiembre, que puso fin a una política de extracción sin límites que se prolongó durante dos años.
Bloomberg
15 noviembre 2016 9:34 Última actualización 15 noviembre 2016 9:58
OPEP

(Bloomberg)

Los países de la OPEP están embarcados en un último esfuerzo diplomático para garantizar un acuerdo relativo a los recortes petroleros, en tanto Qatar, Argelia y Venezuela encabezan la ofensiva para superar la división entre los mayores productores del grupo, según un delegado al tanto de las negociaciones.

La diplomacia entre bambalinas tiene lugar luego de que las reuniones bilaterales durante el fin de semana no lograron zanjar las divisiones, lo cual deja apenas dos semanas para concluir un acuerdo antes de la cumbre ministerial del 30 de noviembre en Viena, según el delegado, que pidió no ser identificado dado que las discusiones son privadas.

Arabia Saudita, Irak e Irán todavía no se ponen de acuerdo respecto de cómo compartir los recortes en la producción, dijo la persona.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo todavía no ha encontrado una vía para concluir el acuerdo preliminar sobre reducciones logrado en Argel el 28 de septiembre, que puso fin a una política de extracción sin límites que se prolongó durante dos años.

Luego de una recuperación inicial hasta casi 54 dólares el barril, el crudo Brent cayó hasta 45 dólares en tanto se extendieron las dudas respecto de la implementación del acuerdo. La producción total de los miembros aún sigue creciendo en tanto Libia y Nigeria se recobran de los hechos de violencia que interrumpieron la producción.


Arabia Saudita, líder de facto del grupo, está dispuesta a reducir la producción, pero solamente si la iniciativa se apoya sobre cuatro pilares, dijo el delegado.

Todos los miembros deben aceptar la acción colectiva, comprometerse a compartir equitativamente el peso de los recortes, y hacerlo de una manera transparente y que tenga credibilidad para el mercado. Esto último puede conseguirse utilizando las estimaciones de OPEP respecto de cuánto extrae cada miembro en vez de confiar en las estimaciones propias de cada país, dijo el delegado.

Cuatro pilares
En la práctica, esto significa que Arabia Saudita sigue pensando que Irak debe reducir la producción y que Irán debe congelarla en torno de los niveles actuales, dijo la persona. Ninguno de estos países ha aceptado hacerlo hasta el momento. Como se señaló inicialmente en Argel, Libia y Nigeria estarían exentos de las reducciones del suministro.

Irán está analizando una propuesta de congelar su producción petrolera cerca del nivel que el país dice que extrae -casi 4 millones de barriles diarios-, en lugar de la estimación de OPEP de unos 3,7 millones, dijo el delegado. Irak está meditando una reducción, pero sólo respecto del nivel oficial de unos 4,8 millones de barriles diarios, no los 4,6 millones de barriles diarios que OPEP dice que extrae, dijo la persona.

“Hay bastante pesimismo en este momento respecto de un posible acuerdo”, dijo el máximo responsable de BP Plc, Bob Dudley, en una entrevista con Bloomberg Television desde Riad. “Es algo que se ve en el precio”, dijo. Si las negociaciones fracasan, dijo, “seguiremos alrededor del nivel actual”.