Mercados

Onza profundiza caída, cae por quinta jornada; acecha mínimo de 5 años

La cotización del oro retrocedió por quinta sesión consecutiva, a mil 145 dólares, su menor cotización desde mediados de marzo y enfilándose a su menor precio desde abril de 2010, de mil 140 dólares.
Efraín H. Mariano
15 julio 2015 13:48 Última actualización 15 julio 2015 13:52
[El oro cotiza cerca de los máximos en dos meses / Bloomberg / Archivo] 

La onza de oro sigue eclipsada; toca mínimo de cuatro meses.

La onza troy de oro profundizó su tendencia negativa por quinta sesión consecutiva en el mercado de Nueva York, intercambiándose en su menor precio de cuatro meses y enfilándose a su peor cotización en cinco años.

Las expectativas de que la Fed se encamina a normalizar su política monetaria en este año, junto con la sostenida apreciación del dólar en el plano internacional, han restado brilló al oro como una opción de inversión.

El contrato de la onza de oro, para entrega en agosto, perdió 0.7 por ciento a mil 145.10 dólares, su menor cotización desde mediados de marzo.

El precio del oro, que en cinco sesiones en baja acumula una merma de 1.6 por ciento, se enfila a los mil 142 dólares, que representaría su menor precio desde el 6 de noviembre del 2014 y empataría con sus peores registros desde abril 2010, cuando se vendía en mil 140 dólares.

El precio del oro, que se ha desplomado 12 por ciento desde su máximo del año, de mil 301 dólares --establecido el 22 de enero--, ha sido afectado por la expectativa de que la Fed se prepara para elevar las tasas de interés por primera ocasión desde 2006.

En septiembre de 2011, en el punto máximo de la política expansiva de la Fed, el precio del oro escaló aun récord de mil 923 dólares.

El oro, que se enfila a su tercera caída anual consecutiva por primera ocasión en su historia, usualmente es adquirido como un instrumento de cobertura, ante los posibles riesgos inflacionarios que podrían originarse de las políticas expansivas de los bancos centrales, un contexto, que actualmente, está descartado por los bajos niveles de las tasas de inflación en Estados Unidos, Eurpopa y México.