Mercados

Onza de oro vuelve a brillar ante depreciación del dólar

Los futuros del oro, que cotizan en el mercado Comex de Nueva York, subió 0.3%, para ubicarse en 1,166.20 dólares por onza, luego de tres días de pérdidas consecutivas y un cierre semanal negativo del 0.83%.
Redacción
26 octubre 2015 14:37 Última actualización 26 octubre 2015 14:44
ME. Oro

ME. Oro

La onza de oro subió este lunes y frenaba una racha bajista de tres días, en una jornada donde el dólar hizo una pausa en su fortalecimiento y con los inversionistas siguiendo la reunión de dos días de la Reserva Federal sobre política monetaria donde se espera retrase un alza en sus tasas hasta el próximo año ante la fragilidad de la economía global.

Asimismo, aumentaron las compras por el metal gracias a un aumento en las acciones globales debido a un aumento del apetito por el riesgo ante una nueva ronda de estímulos anunciada el viernes por el Banco de China.

En el mercado de futuros Comex, el contrato cerró en alza del 0.3 por ciento, para ubicarse en mil 166.20 dólares por onza que cotiza en Nueva York.

Por su parte, el oro al contado ganó 0.02 por ciento a mil 164.10 dólares la onza, luego de tocar un máximo de sesión de mil 169.20 dólares. El viernes, el metal cayó a mil 158.77 dólares, su nivel más bajo registrado desde el 13 de octubre.

Entre otros metales preciosos, el platino perdió 0.5 por ciento, para cotizarse en 994 dólares la onza, y paladio retrocedió 1.0 por ciento a 681 dólares la onza. En tanto, la plata subía 0.2, es decir, 15.83 dólares la onza.

Aunque no se prevé que la Fed eleve las tasas esta semana, los inversores permanecen pendientes de pistas que muestren la percepción que tiene el banco sobre la economía mundial y si podría realizar un alza en diciembre.

Datos publicados este lunes en Estados Unidos mostraron que las ventas de viviendas unifamiliares cayeron sorpresivamente a un mínimo de casi un año en septiembre, presionado por un dólar fuerte frente a cesta de divisas importantes, aunque un alza en los precios sugirió que el sector inmobiliario sigue firme en Estados Unidos.