Mercados

Onza de oro toca su punto más alto en nueve meses

La liquidación de los bancos, sumado a la caída del dólar, introdujo una nueva sensación de pánico en los mercados y aumentó el atractivo de los activos de refugio como el oro que hoy alcanzó un máximo de un año.
Redacción
11 febrero 2016 15:4 Última actualización 11 febrero 2016 16:12
ME. Oro

ME. Oro

La cotización de la onza de oro cerró operaciones en máximos de un año impulsado por la caída del dólar, los rendimientos de los bonos del Tesoro en Estados Unidos y las pérdidas en los mercados globales
ante las expectativas de que la Reserva Federal tenga dificultades para elevar las tasas de interés en ese país este año.

En la división Comex de Nueva York, los futuros del oro para entrega en abril se negoció a mil 247.80 dólares, su punto más alto desde febrero de 2015, mientras que el oro al contado subió 5.0 por a mil 257.26 dólares la onza.

Entre otros metales, la plata subió 4.4 por ciento, a 15.95 dólares, el platino ganó 3.8 por ciento, a 967.17 dólares y el paladio sumo 2.1 por ciento, a 530.46 dólares.


Este jueves, la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, consideró improbable que el organismo revierta sus planes de elevar las tasas este año, pero el ajuste de las condiciones crediticias, la volatilidad en el mercado financiero y la incertidumbre sobre la expansión económica en China sólo permitirá ajustes graduales a la política monetaria.

Un menor ritmo de alzas de las tasas de interés podría ayudar al lingote, al mantener bajo el costo de oportunidad de tenerlo.

Los valores europeos registraron su cota más baja desde octubre de 2013, mientras que el Hang Seng Index de Hong Kong ha protagonizado su peor comienzo de año nuevo lunar desde 1994, pues las negociaciones se ha reanudado por primera vez esta semana.

Mientras, los futuros sobre petróleo de Estados Unidos se desplomaron por debajo del nivel de 27 dólares, flirteando de nuevo con sus mínimos de casi 13 años, pues las reservas de crudo del punto de entrega de Cushing, en máximos históricos, aumentaron las preocupaciones en torno a la superabundancia de reservas.

El dólar registró nuevos mínimos de 15 meses frente al yen; la paridad dólar-euro alcanzó mínimos en el nivel de 111.00 yenes.