Mercados

Oro sufre peor caída de 6 semanas por expectativa de menor estímulo en EU

Las cotizaciones del metal dorado se alejan de máximos de 6 meses por las perspectivas de que la Reserva Federal confirmara la reducción de sus compras mensuales de bonos.
Efraín H. Mariano
19 marzo 2014 9:43 Última actualización 19 marzo 2014 9:54
[La onza de oro superó los mil 350 dólares por primera vez en más de un mes. / Bloomberg]  

[La onza de oro superó los mil 350 dólares por primera vez en más de un mes. / Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.--La onza troy de oro experimenta su caída más pronunciada en seis semanas en el Commodity Exchange (Comex), destimulada por la expectativa de que la Reserva Federal despejará el camino para continuar con la retirada ordenada de estímulos a lo largo del año, un contexto, como sabemos, le resta brillo al metal dorado como una cobertura de inversión.

El contrato del oro para abril retrocede 1.4 por ciento, su mayor caída desde el 30 de enero, a mil 340.20 dólares la onza. El metal suma tres caídas consecutivas, su racha negativa más larga en 10 semanas.

El lunes, las cotizaciones del oro repuntaron a un techo intradía de mil 392.60 dólares, su pizarra más alta desde el 9 de septiembre, estimuladas por compras de refugio por el aumento de las tensiones geopolíticas en Europa del Este. En lo que va del año acumula un rendimiento de 12 por ciento.

Sin embargo, los participantes del mercado han retirado ganancias desde entonces por la expectativa de que este miércoles la Reserva Federal (Fed) confirmará que continuarán con la reducción ordenada de estímulos monetarios (tapering, por su nombre en inglés) para concluir con los mismos al final del año.
Analistas estiman que los miembros de la Fed aplicarán una reducción de 10 mil millones de dólares en cada una de sus reuniones de este año.

Es importante recordar que la onza troy de oro repuntó 70 por ciento desde diciembre de 2008 a junio de 2011 cuando la Fed inició la inyección de dos billones de dólares al sistema financiero y rebajo las tasas de interés a mínimos históricos, con el objetivo de estimular a la economía. Incluso, en septiembre del 2011, la onza del metal dorado escaló a un récord de mil 923 dólares.

Sin embargo, Goldman Sachs estima que el reciente rally se enfriará y la onza del metal dorado cerrará el año por debajo de los mil dólares por primera ocasión desde el 2009, debido a una recuperación de la economía estadounidense y china, a la desaparición de las tensiones geopolíticas y a la menor política expansiva de la Reserva Federal.