Mercados

Onza de oro recupera brillo a techo de 2 semanas en NY

Los contratos a futuro del metal dorado son apoyados por  las expectativas de que la política monetaria estadounidense se mantendrá expansiva dentro del plan presupuestado, desestimando por ahora un cambios en el sesgo flexible.
Efraín H. Mariano
10 abril 2014 8:35 Última actualización 10 abril 2014 8:36
[El oro ha tenido pérdidas en seis de las últimas siete semanas. / Bloomberg / Archivo]  

[El oro ha tenido pérdidas en seis de las últimas siete semanas. / Bloomberg / Archivo]

Las cotizaciones del oro escalan a un máximo de dos semanas en el mercado de Nueva York, estimuladas por las expectativas de que la política monetaria estadounidense se mantendrá expansiva dentro del plan previsto.

El contrato del oro para entrega en junio se dispara 1.3 por ciento a mil 322.90 dólares la onza, tras escalar a un techo intradía de mil 324.30 dólares, su pizarra más alta desde el 24 de marzo.

Los contratos a futuro del oro acumulan una ganancia de 10 por ciento en lo que va del año, después del desplome de 28 por ciento en 2013, su peor caída anual desde 1981.

El 17 de marzo el contrato más activo del metal escaló hasta mil 393 dólares, su cotización más alta de seis meses; sin embargo, después perdió fuerza en la sesiones siguientes hasta perforar el soporte de mil 300 dólares, por la expectativa de una política menos expansiva en Estados Unidos.


Sin embargo, ayer las minutas de la última reunión de los miembros de la Fed confirmaron que la política seguiría “flexible” como lo tienen presupuestado, agregando que las expectativas sobre las tasas habrían sido malinterpretados como un cambio en el sesgo acomodaticio.


Varios inversionistas, tras la reunión del 18 y 19 de marzo, habían aumentado sus apuestas de que la Fed podría cambiar antes de lo previsto su política “dovish” (que favorece la política de facilidad y de bajas tasas de interés) por una hawkish (que apoya mayores tipos de interés y una política restrictiva).

Y es que la presidenta de la Fed, Janet Yellen, había dejado entrever al término de la reunión de marzo que el programa de compras de bonos concluiría este año y que seis meses después comenzarían a elevar las tasas de interés.

Recordemos que la cotización del futuro más activo del oro escaló a un récord de mil 923 dólares en septiembre de 2011, en el clímax de la política expansiva de la Fed.