Mercados

Oro rebota de mínimos de 5 semanas; sigue cerca de soporte de 1,300 dólares

Los contratos a futuro del metal dorado se acercaron a la barrera psicológica clave, desestimulados por el menor interés por las compras de refugio .
Efraín H. Mariano
25 marzo 2014 13:34 Última actualización 25 marzo 2014 13:37
[El oro cayó abruptamente en las primeras horas en Nueva York / Bloomberg / Archivo]  

[El oro cayó abruptamente en las primeras horas en Nueva York / Bloomberg / Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.-La onza troy de oro rebotó desde sus mínimos de cinco semanas, justo antes de perforar el soporte clave de mil 300 dólares, mientras el factor geopolítico y al reciente tendencia negativa, invitó a algunos participantes a realizar algunas compras de refugio.

El contrato del oro para entrega en junio rescató una ganancia marginal de 0.01 por ciento para cerrar en mil 311.40 dólares, después de caer a un mínimo intradía de mil 305.90 dólares, su menor pizarra desde el 14 de febrero.

Al cruzar brevemente por segunda jornada consecutiva el soporte de mil 311 dólares, los operadores técnicos estiman que el metal dorado podría perforar en el corto plazo la barrera clave de mil 300 dólares. 

Un resurgimiento de las tensiones entre Estados Unidos y Rusia podría rescatar a las cotizaciones del oro, comercializado como una cobertura de refugio, que aún registra un rendimiento de 9.1 por ciento en lo que va del año.

La onza de oro llegó a acumular una ganancia de 15 por ciento en las primeras 10 semanas del año, incluso, el 17 de marzo escaló a un techo intradía de mil 392.60 dólares –su mayor cotización desde el 9 de septiembre— en el clímax de las tensiones geopolíticas entre Rusia y Occidente, que renovaron el interés por el metal dorado como un refugio de inversión.

Sin embargo, las cotizaciones del oro han perdido brillo. La semana pasada se desplomaron 3.1 por ciento –su peor caída en un periodo similar en tres meses— por las expectativas de que la Reserva Federal de Estados Unidos podría elevar sus tasas de interés antes de lo previsto y aplicar una política monetaria menos flexible.

Goldman Sachs anticipó hace dos semanas que la cotización del metal dorado cerraría el 2014 por debajo de los mil dólares por primera ocasión desde el 2009.