Mercados

OHL de España se hunde 32% desde máximo de casi 4 meses

En el año, la compañía se ha visto perjudicada por dos acontecimientos: por los decepcionantes resultados de 2014 presentados en febrero y, sobre todo, por los supuestos escándalos en México. 
Redacción
19 junio 2015 11:13 Última actualización 19 junio 2015 11:21
presidente de OHL, Juan Manuel Villa Mir

Presidente de OHL, Juan Manuel Villa Mir. (Reuters)

MADRID.- OHL España pusó fin este viernes a su racha bajista de varias semanas pero no fueron suficientes para alejarse de una caída anual de hasta el 9 por ciento.

Después de un marginal repunte en sus acciones el jueves del 0.14 por ciento, hoy sus acciones subieron hasta un 18.47 por ciento a 16 mil 870 euros por papel, liderando las ganancias en el índice Ibex 35 que mostró una ganancia del 0.62 por ciento, muy cerca de recuperar nuevamente los 11.000 enteros (10 mil 997.2).

Sin embargo, los títulos de la empresa presidida por Juan Miguel Villar Mir acumulan en el año un descenso del 9.64 por ciento, y acumular una caía del 32.14 por ciento desde su máximo del año registrado el 24 de febrero de 24.80 euros por acción, una ganancia de 1.02 por ciento.

En tanto, las acciones de OHL México siguen la tendencia y muestran una ganancia del 5 por ciento en la cotizaciones en el índice de precios y cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores

En el año, la compañía se ha visto perjudicada por dos acontecimientos: por los decepcionantes resultados de 2014 presentados en febrero y, sobre todo, por los supuestos escándalos en México.

Desde que comenzaron los problemas en México, OHL ha sufrido un retroceso de casi el 30 por ciento en el mercado español, o lo que es lo mismo, ha perdido 592 millones de capitalización.

En este contexto, la capitalización de la firma se ha reducido en más de mil millones de euros desde que en febrero marcara sus máximos del año.

De este modo, OHL se ha convertido en la empresa de menor valor en bolsa de todo el Ibex 35, cuando a principio de año el índice tenía tres compañías con una capitalización inferior a la de la constructora.