Mercados

Nueva baja en bolsa mexicana, pese a ganancias en Wall Street

La bolsa mexicana se mantuvo a contracorriente del comportamiento estelar de las bolsas de Nueva York; situaciones particulares de empresas de primer nivel, el débil mercado interno, y precios de commodities a la baja han contribuido.
Felipe Sánchez
22 abril 2014 16:8 Última actualización 22 abril 2014 16:28
 [La emisión de certificados bursátiles de Oaxaca cerrará el telón de las colocaciones en la BMV de estos gobiernos / Cuartoscuro]

[La emisión de certificados bursátiles de Oaxaca cerrará el telón de las colocaciones en la BMV de estos gobiernos / Cuartoscuro]

CIUDAD DE MÉXICO.- Este martes, la bolsa mexicana se movió de nueva cuenta a la baja, no obstante que los mercados de Nueva York reportaron ganancias. Al término de las operaciones, el índice de precios reportó una caída de 0.46 por ciento, con lo que se colocó en 40 mil 468.20 unidades.

Apenas el lunes, la bolsa sufrió una caída de 0.58 por ciento, de manera que la plaza mexicana acumula una reducción de 1.03 por ciento en dos jornadas.

Cambiaron de manos 287.6 millones de acciones, por medio de 145 mil 240 operaciones. La relación final de acciones con alza y con baja fue claramente negativa, a tono con el comportamiento débil del índice. Tuvieron cotizaciones 101 emisoras, de las cuales, 36 subieron, 59 retrocedieron, y las restantes 6 no cambiaron.

Nuevamente fueron situaciones locales las que determinaron el desempeño negativo de las principales emisoras nacionales, por ejemplo, los casos de Walmex, GMéxico, Cemex, Femsa y Peñoles, entre otras.

La bolsa de México se contrajo a pesar de las ganancias de los mercados de Nueva York, donde el índice Dow Jones avanzó 0.40 por ciento a 16 mil 514.37 unidades, mientras que el promedio S&P 500 se elevó 0.41 por ciento a mil 879.55 puntos, apenas rebasando su máximo anterior de referencia, esto es, marcó un nuevo récord.

En la bolsa Nasdaq la ganancia fue sustancial, de 0.97 por ciento a 4 mil 161.46 puntos.

Los buenos reportes trimestrales de las empresas y una ola de operaciones de fusiones y adquisiciones fueron los principales factores de impulso para Wall Street.