Mercados

Nikkei mantiene rally
en Asia, suma quinta jornada de ganancias

La confianza en el mercado fue apoyada por proyecciones de los medios de comunicación que sugieren una sólida victoria para la coalición del primer ministro japonés, Shinzo Abe en las elecciones del 14 de diciembre.
Redacción
04 diciembre 2014 7:27 Última actualización 04 diciembre 2014 7:32
 [El índice Nikkei de la Bolsa de Valores de Tokio arrancó con una ganancia de 377.61 puntos para situarse en 14,238.42 unidades / Bloomberg]  

[El índice Nikkei de la Bolsa de Valores de Tokio arrancó con una ganancia de 377.61 puntos para situarse en 14,238.42 unidades / Bloomberg]

Las principales bolsas de Asia concluyeron operaciones en alza con el índice Nikkei de Tokio sumando su quinta ganancia de forma consecutiva luego de que un yen más débil impulsó a las acciones de los exportadores, mientras que unos datos que reafirmaron la capacidad de recuperación económica de Estados Unidos mantuvieron el apetito de riesgo.

El miércoles, el reporte de las nóminas privadas y los datos del sector servicios subrayaron la resistencia de la economía estadounidense, contrastando con la debilidad de la zona euro, donde una encuesta reveló que la actividad empresarial creció menos que lo esperado en noviembre y planteó la posibilidad de una nueva contracción económica.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio subió un 0,8 por ciento, cerca de máximos en dos años y medio, luego de que la confianza fue apoyada por proyecciones de los medios de comunicación que sugieren una sólida victoria para la coalición del primer ministro japonés, Shinzo Abe en las elecciones del 14 de diciembre.

Una victoria de Abe podría brindar un nuevo mandato para sus políticas diseñadas para reactivar la economía, conocidas como "Abenomics".

El índice compuesto de Shanghái saltó un 2.3 por ciento por las expectativas de que China podría implementar nuevas medidas de estímulo.

En el mercado de divisas, el dólar subió a un nuevo máximo en siete años de 119.955 yenes luego de que los datos optimistas de Estados Unidos pusieron de relieve los caminos divergentes de política monetaria de Estados Unidos y Japón.