Mercados

‘Miedo’ de inversionistas, a mínimos de casi un año

Los bajos niveles de volatilidad son similares a los de julio del año pasado, justo antes de una venta masiva, advierten analistas.
Esteban Rojas
17 julio 2016 23:27 Última actualización 18 julio 2016 5:0
bolsa de singapur

La volatilidad en los mercados financieros ha reflejado la incertidumbre por los movimientos en las tasas de la Fed.

A pesar del incremento en las tensiones geopolíticas, ocasionado por el ataque a una multitud en Francia que dejó más de 80 muertos y un intento de golpe de Estado en Turquía, los inversionistas parecen no estar nerviosos sobre el mercado accionario.

El índice de volatilidad VIX, que se calcula con base en la negociación de opciones sobre el índice S&P 500 y que también es conocido como el “índice del miedo”, cerró el pasado viernes en 12.67 puntos, su menor nivel desde agosto de 2015, de acuerdo con información de Bloomberg.

Cuando el VIX registra un comportamiento alcista es una señal de que los participantes del mercado accionario son pesimistas en torno a los precios de las emisoras integrantes del S&P 500. En el caso opuesto, cuando el VIX baja, hay una señal de confianza y optimismo en los mercados que se refleja en una mayor demanda por las acciones.

Desde la reacción inicial del 24 de junio tras la votación a favor del Brexit, cuando alcanzó 25.76 puntos, el VIX ha caído 50.82 por ciento, pues, según analistas, el efecto del referéndum fue digerido.

“Estoy en shock al ver que tan rápido el mercado digirió la votación por el Brexit”, dijo a Bloomberg Walter Todd, jefe de inversiones de Greenwood Capital Associates, quien administra recursos por cerca de mil 100 millones de dólares.

“Definitivamente se ha visto una validación sobre la mejora en la actividad económica. Estos son el tipo de factores que dan a la gente ‘luz verde’ para tomar mayor riesgo”.

Por otro lado, analistas también advierten que no se debe echar las campanas al vuelo, debido a que cualquier contingencia no contemplada o un indicador por debajo de lo esperado, puede provocar rápidamente un cambio en el sentimiento de los participantes, debido a los bajos niveles en que se encuentra el VIX.

Rebecca Cheong, estratega de derivados en UBS, advirtió que el VIX ahora luce barato, pero lo mismo ocurrió el año pasado, justo antes de una ola vendedora en agosto.

LOS FACTORES DEL OPTIMISMO

La llegada de la nueva primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, inicia la cuenta regresiva para el comienzo de las negociaciones sobre la salida del Reino Unido. No obstante, este proceso será largo y sus efectos sobre la esfera real de la economía tardarán en cristalizarse.

Además, la inestabilidad política en Europa y el hecho de que no se haya alejado del todo el fantasma de la deflación hacen posible que en la reunión del Banco Central Europeo, a realizarse esta semana, se den señales de aplicar nuevos estímulos monetarios, en caso de ser necesario.

De esta manera, se perfila la conformación del bloque de banco centrales dispuestos a flexibilizar sus políticas monetarias, en donde se encuentran los institutos de Inglaterra, Europa, China y Japón.

La Reserva Federal de Estados Unidos es posible que mantenga cierta paciencia que contribuya a mantener el costo del dinero hasta por lo menos finales de este año.

Por ahora, la economía norteamericana parece retomar su papel de motor del crecimiento mundial. Algunas señales que apuntan en este sentido han sido las cifras mejor a lo esperado en materia de empleo y producción industrial, dentro de un contexto de inflación bajo control.

Los reportes de empresas han sido otra palanca para mejorar la confianza. De las 35 emisoras que han reportado hasta ahora, y que forman parte del índice S&P 500, el 77.14 por ciento se han ubicado en el terreno de las sorpresas positivas, mientras que el resto han estado por debajo de lo esperado, de acuerdo con cifras proporcionadas por Bloomberg.

*Con información de Bloomberg