Mercados

Mezcla mexicana registra séptima alza consecutiva

En su primera cotización de la semana, el petróleo mexicano mantuvo vigente su tendencia alcista alcanzando los 42.71 dólares por barril, a contracorriente de lo observado por los referenciales Brent y WTI.
Redacción
05 julio 2017 19:31 Última actualización 05 julio 2017 20:14
Pemex. (Archivo)

Pemex. (Archivo)

La mezcla mexicana de petróleo se mantuvo en la senda de recuperación por séptima jornada consecutiva, a contracorriente de lo registrado en los mercados internacionales tras el anuncio de que Rusia ve poco probable mayores recortes en la producción que propuso la OPEP.

Luego de dos sesiones en donde no se publicó el dato de la mezcla de Pemex, por feriado en Estados Unidos, este miércoles se fijó su precio en 42.71 dólares por barril, tras un aumento de solo tres centavos frente a su nivel del pasado viernes.

En las últimas siete sesiones el petróleo mexicano tuvo un aumento de 3.51 dólares, su mayor ganancia acumulada desde las dos primera semanas de abril, en donde el precio del petróleo se recuperó 3.77 dólares.

El alza del petróleo mexicano fue a contracorriente del movimiento registrado por los referenciales internacionales, en donde el Brent cerró las operaciones de media semana con una caída de 3.7 por ciento, para quedar en 47.79 dólares el barril, en tanto que el estadounidense WTI perdió 4.1 por ciento y quedar en 45.13 dólares.

Los precios del hidrocarburo reaccionaron a lo que los analistas habían anticipado en las últimas semanas: el mercado petrolero internacional aún tiene excedentes de crudo y las medidas adoptadas por la OPEP son insuficientes para mitigar este exceso de oferta.


Uno de los factores que presionó los precios del crudo fue el último informe de la producción de los países de la OPEP. De acuerdo con su informe a junio, el cartel exportó 25.92 millones de barriles diarios, un aumento de 450 mil barriles frente a las cifras de un mes antes.

Un aspecto relevante de este informe fue que esta cifra de ventas al exterior arrojó 1.9 millones de barriles diarios más a la oferta mundial frente a los niveles reportados un año antes.

Pero al aumento de la producción de la OPEP, se agregó la negativa de Rusia de cualquier propuesta de mayores recortes de la producción y que en cierta forma se esperaban en el mercado.

En el acuerdo de recorte de la producción de crudo de la OPEP y de productores independientes, Rusia comprometió un recorte de 300 mil barriles diarios, por lo que mayores recortes de petróleo ruso significaría que esa menor oferta sería cubierta por otros miembros de la OPEP o Estados Unidos.

Este miércoles, el Instituto Americano del Petróleo informó que los inventarios de crudo estadounidense cerraron junio en 503.7 millones de barriles, una reducción semanal de 2.3 millones frente a su dato previo. Este dato anticipa que en su informe el Departamento de Energía podrá registrar una nueva reducción, aunque el mercado estará atento a los inventarios de gasolinas.