Mercados

Mezcla mexicana inicia septiembre con baja de 2.75 dólares

El petróleo de Pemex comenzó el mes con su mayor caída diaria desde el 10 de febrero de este año, en medio de condiciones de un aumento en los inventarios de Estados Unidos y un menor optimismo de que se logre un acuerdo en la OPEP.
Redacción
01 septiembre 2016 20:15 Última actualización 01 septiembre 2016 20:25
Pemex, Golfo de México

(Bloomberg)

El petróleo mexicano comenzó septiembre con una baja de 2.75 dólares, en comparación con su nivel de la jornada previa, al fijar Pemex su cotización en 36.21 dólares por barril.

Con el ajuste de este día, la también llamada mezcla mexicana hiló su tercera baja de forma consecutiva, acumulando en este periodo una reducción de 5.24 dólares en su precio de venta al exterior.

De acuerdo con Banco Base, el petróleo finalizó por cuarta sesión consecutiva con pérdidas, ante un aumento en el nerviosismo de los participantes del mercado sobre los fundamentales que están moviendo los precios del crudo en los mercados internacionales.

El primer elemento que influyó sobre los precios fue el anuncio de la Administración de Información Energética (EIA por sus siglas en inglés) de que los inventarios de petróleo en Estados Unidos crecieron en más de 2.27 millones de barriles durante la semana que terminó el 26 de agosto, poniendo en duda la fortaleza de la demanda.

A esto se agregó un tono menos optimista sobre un posible acuerdo entre los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para estabilizar el mercado en su siguiente reunión en Argelia.

De acuerdo con la agencia Reuters, el ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, Adel al-Jubeir, dio a conocer que tanto los países miembros de la OPEP como un grupo de productores externos al grupo estaban avanzando hacia una posición común sobre la producción.

En este contexto, el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, dijo que no tiene sentido un congelamiento en la producción con el actual nivel de precios.

Estas condiciones influyeron para que el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) descendió 1.45 dólares al venderse en 43.25 dólares por barril; en tanto que el Brent, perdió 1.59 dólares al ofrecerse en 45.45 dólares.