Mercados

Mezcla mexicana hila su segunda jornada de ganancias

El aviso de que Arabia Saudita, el mayor productor de la OPEP, validó las expectativas con el recorte en su producción impulsaron los precios del petróleo mexicano, en línea con el comportamiento de los referentes internacionales.
Redacción
05 enero 2017 18:2 Última actualización 05 enero 2017 18:18
Pemex

(Bloomberg)

El petróleo mexicano se benefició de la volatilidad de los precios internacionales del crudo y es que la noticia de que Arabia Saudita recorto su producción para cumplir con las metas de la OPEP impulsó los precios de los referenciales.

Este jueves el precio de la mezcla mexicana de exportación se fijó en 46.69 dólares por barril, luego de una ganancia de 53 centavos en comparación con su nivel previo, de acuerdo con información de la petrolera Pemex. Este es su mayor nivel desde el pasado 23 de diciembre.

El movimiento fue similar al observado por el crudo en los mercados internacionales, en donde el referencial Brent subió 43 centavos para llegar a los 56.89 dólares por barril, en tanto que el petróleo estadounidense WTI se fijó este día en 53.76 dólares luego de un avance de 50 centavos.

La jornada estuvo influida por dos noticias que mantuvieron vigente la volatilidad en los precios. Por la mañana la Administración de Información de Energía de los Estados Unidos dio conocer que si bien las existencias de petróleo se redujeron; sin embargo, los inventarios de gasolina y destilados aumentaron.

De acuerdo con la agencia, los inventarios de crudo se redujeron en 7 millones de barriles, superior a los 1.7 que se esperaban, pero el repunte en los inventarios de gasolina y destilados sugiere que las refinerías aumentaron su producción para evitar el pago de mayores impuestos al cierre de 2016.

Pero el comportamiento fue definido por el anuncio de que Arabia Saudita cumplió con su recorte de producción que anunció a finales de noviembre en la última reunión de la OPEP, al recortar su plataforma de extracción en por lo menos 486 mil barriles, para quedar en 10.6 millones de barriles diarios.

La expectativa y el anuncio del recorte de la producción de la OPEP impulsó los precios del petróleo 23 por ciento desde mediados de noviembre, lo que le permitió a los especuladores aumentar sus posiciones largas en contratos de crudo estadounidense a sus mayores niveles desde 2014.

Elaborada con información de Reuters