Mercados

Mezcla mexicana cierra la semana con caída de 1.26 dólares

El precio del petróleo mexicano fue afectado por las bajas expectativas de que se alcancen la totalidad de los recortes anunciados por la OPEP y ahora se agregaron las dudas sobre la salud de la economía china.
Redacción
13 enero 2017 17:46 Última actualización 13 enero 2017 18:14
Buque carguero de Pemex. (Bloomberg)

Buque carguero de Pemex. (Bloomberg)

El precio de la mezcla mexicana de exportación se fijó a la baja en la última sesión de la semana, luego que dudas sobre el cumplimiento del acuerdo de la OPEP y de la salud de la segunda economía del mundo se tradujeron en bajas en los petróleos de México, Estados Unidos y Reino Unido.

De acuerdo con información de Pemex, el precio del crudo mexicano se fijó este viernes en 45.70 dólares el barril, lo que significó una reducción de 0.63 por ciento frente a su nivel del jueves. En la semana el precio del referencial mexicano cayó 1.26 dólares, su mayor reducción en poco más de dos meses.

La baja en el precio de la mezcla se dio aun cuando Pemex anunció que vendió petróleo del tipo Maya a los refinadores de la Costa Oeste de los Estados Unidos y próximamente también les venderá crudo tipo Itsmo. No había realizado ventas a esta parte de la Unión Americana desde 2008.

El proyecto contempla un contrato de largo plazo de 30 mil barriles diarios del Maya y otros 50 mil barriles del tipo Itsmo para este año.

En lo que se refiere a los precios del petróleo, estos continuaron afectados por las expectativas en torno al acuerdo de reducción de la plataforma de producción de la OPEP, toda vez que los analistas esperan que en el mejor de los casos este se logre en un rango que va del 50 al 80 por ciento.

Hasta el momento, algunos de los principales productores y Rusia anunciaron que proyectaban mayores reducciones a las propuestas en el acuerdo de noviembre, pero naciones como Libia registran un aumento en sus niveles de extracción.

Estados Unidos es la mayor incógnita de los analistas y es que si bien este viernes anuncio que se redujeron el número de plataformas de perforación, esto no significa un cambio de tendencia ya que lleva siete meses de aumento de forma sostenida, ahora la atención se centrará en los inventarios.

La sesión anterior la demanda de crudo de China y las expectativas de un aumento de las importaciones del energético impulsaron los precios; sin embargo, el hecho de que las exportaciones tuvieran una caída importante puso dudas sobre la salud de la segunda mayor economía del mundo.

Estas condiciones influyeron para que el petróleo Brent cerrara la segunda semana en 55.45 dólares, una reducción de 56 centavos frente a su nivel del jueves; en tanto que el WTI se fijó en 52.37, tras una baja de 64 centavos.