Mercados

Mezcla mexicana cierra julio en su nivel más alto en dos meses

El petróleo de Pemex cerró el séptimo mes del año con su sexta alza consecutiva, al promediarse en 46.80 dólares por barril. Continuó apoyándose en las expectativa de que el mercado petrolero se acerca a su equilibrio.
Redacción
31 julio 2017 19:50 Última actualización 31 julio 2017 20:10
Pemex

(Bloomberg)

La mezcla mexicana de exportación ganó 19 centavos en la última sesión de julio y cierra el mes en los 46.80 dólares por barril, alcanzando un nuevo máximo en más de dos meses, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Con el movimiento de este lunes, el petróleo mexicano registró su sexto aumento de forma consecutiva, acumulando una recuperación de 3.48 dólares en el periodo.

De acuerdo con su análisis diario, Banco Base explicó que la racha ganadora del petróleo de Pemex continúa apoyándose en las mejores expectativas en los fundamentales de oferta y demanda del hidrocarburo.

Por el lado de la demanda, la mejora en las expectativas se deben al constante retroceso en los inventarios de crudo de los Estados Unidos, ya que de acuerdo con información de la Administración de Información Energética, este mes los inventarios retrocedieron en 19.49 millones de barriles, alcanzando su nivel más bajo desde principios del año.

Por el lado de oferta, los fuertes incrementos en los precios de los crudos se debió a la expectativa de una disminución en la oferta internacional de petróleo, además de que Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos prometieron reducir sus exportaciones de crudo.

En la última reunión de la OPEP en Rusia, el ministro de Energía saudita, Khalid A. Al-Falih, dio a conocer que su país reducirá los envíos de crudo a 6.6 millones de barriles diarios en agosto, mientras que los Emiratos reducirán sus exportaciones en 10 por ciento para septiembre.

Los participantes del mercado se mostraron optimistas, debido a que durante la semana del 21 julio, la producción estadounidense disminuyó en 19 mil barriles diarios y ocasionó que el mercado especulara sobre una estabilización en la producción petrolera de ese país.

A pesar del incremento observado durante el mes, los participantes del mercado no se encuentran convencidos sobre un próximo reequilibro en los fundamentales de oferta y demanda.

Ello, debido a que no todos los países miembros de la OPEP han alcanzado su objetivo de disminución en la producción de crudo, como se acordó durante diciembre de 2016.

El mercado está a la espera de los resultados de la siguiente reunión de la OPEP en Abu Dabi, en la cual se anticipa que los países miembros se comprometan con recortes de la producción de petróleo que podrían comenzar en enero de 2018.

Otro factor que impulso los precios en la última sesión del mes fueron las expectativas de mayores sanciones de Estados Unidos a Venezuela, en donde se anticipa que ahora será el sector petrolero el que se verá afectado.

En este contexto, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) cerró la jornada en 50.17 dólares por barril, equivalente a un incremento de 46 centavos, mientras que el Brent terminó con un alza de 13 centavos, al venderse en 52.65 dólares.

Con información de Notimex y Reuters*