Mercados

Mezcla mexicana cierra en su nivel más bajo desde el 1 de septiembre

El petróleo mexicano reportó su sexta baja de forma consecutiva al cerrar la semana en 36.57 dólares por barril, al mantenerse las condiciones en el mercado petrolero internacional de mayor oferta y baja demanda de la OPEP.
Redacción
04 noviembre 2016 17:55 Última actualización 04 noviembre 2016 18:11
Pemex

(Bloomberg)

La mezcla mexicana hiló su sexta baja de forma consecutiva, al extenderse las repercusiones del repunte de los inventarios de crudo en Estados Unidos y a las expectativas de que en la próxima reunión de la OPEP no se alcance el tan esperado acuerdo para el recorte de la producción.

En este contexto, el petróleo mexicano cerró la semana en 36.57 dólares por barril, luego de una reducción de 1.16 por ciento en comparación con los 37 dólares de la sesión anterior. Este es su nivel más bajo desde el 1 de septiembre cuando se fijó en 36.21 dólares el barril.

Con el movimiento de este día, el crudo mexicano acumula una reducción de 4.33 dólares desde el 28 de octubre.

Las condiciones del mercado petrolero internacional sigue sin favorecer una recuperación sostenida en el corto plazo y nuevamente es la Organización delos Países Exportadores de Petróleo (OPEP) la que mantuvo al crudo a la baja por segunda semana consecutiva.

Las tensiones surgieron nuevamente en el seno de la OPEP al mantenerse las diferencias entre Arabia Saudita y su rival Irán, al amenazar los árabes con elevar la extracción de crudo para nuevamente llevar los precios a mínimos si Teherán se niega a apegarse al programa de recorte de extracción de crudo.

Los trabajos están encaminados a que en la próxima reunión de la OPEP se anuncie una plataforma de extracción entre los 32.5 y los 33 millones de barriles diarios.

Por otra parte, los precios continúan reflejando el repunte en los inventarios en los Estados Unidos, que al cierre de 28 de octubre superó los 482 millones de barriles, su nivel más alto desde finales de octubre de este año.

Al cierre de la semana el precio del crudo Brent quedó en 45.58 dólares por barril, con una reducción de 1.66 por ciento, en tanto que el estadounidense WTI concluyó en 44.07 dólares, tras una reducción de 1.32 por ciento.

Los precios del petróleo estadounidense también se vieron afectados por una liquidación de contratos de los futuros del petróleo, previo a las elecciones de los Estados Unidos y que son consideradas como un factor de riesgo para los mercado.