Mercados

Metales preciosos pierden brillo por expectativas de menor inflación

La baja de los precios del petróleo ponen en riego los objetivos de inflación a nivel mundial, lo que resta atractivo en esta tradicional inversión de refugio; el paladio retrocedió más del 5% y la plata un 4.9%.
Redacción
11 diciembre 2015 17:18 Última actualización 11 diciembre 2015 17:24
[Bloomberg] La producción mexicana se ubicó el año pasado en 162 millones de onzas de plata. 

[Bloomberg] La producción mexicana se ubicó el año pasado en 162 millones de onzas de plata.

NUEVA YORK/LONDRES.- Los precios de los metales preciosos cerraron la semana con sus mayores bajas desde principios de noviembre, misma que fue impulsada por los mínimos alcanzados por los precios del petróleo, ya que para los analistas esto significaría que continuarán observándose niveles de inflación baja.

Los metales preciosos son la principal inversión refugio para periodos de elevada inflación; sin embargo, al mantenerse el comportamiento de los precios al consumidor a la baja, los inversionistas buscan opciones más rentables como los bonos del Tesoro.

En esta ocasión, las bajas fueron encabezadas por el paladio que cerró la sesión en 541.56 dólares la onza y arrojó una perdida semanal de 5.4 por ciento; la plata cayó 4.9 por ciento en los últimos siete días para quedar en 13.76 dólares, en tanto que el platino concluyó en 842 dólares por onza, 4.2 por ciento por debajo de su nivel fijado el viernes anterior cuando llego a 878.89 dólares.


En lo que respecta al oro, este cerró con un tono alcista luego de una ola vendedora del dólar por la percepción de los analistas de que los últimos datos económicos no son lo suficientemente sólidos para sustentar un aumento de tasas de la Fed, la cual es esperada para la siguiente semana.

En operaciones al contado, la onza de oro subió 0.7 por ciento para llegar a los mil 78.76 dólares la onza; sin embargo, este nivel fue menor en 0.4 por ciento al reportado siete días antes, cuando se fijó en mil 82.96 dólares.

Los precios del oro no reflejaron la fuerte baja de los precios internacionales del petróleo, ya que continua apoyándose en la demanda de coberturas de posiciones cortas, esto ante las expectativas de que algunas naciones emergentes (en especial China y la India) incrementen se demanda de oro físico.

Sin embargo, los metales preciosos están sensibles a los niveles alcanzados por el petróleo y es que para los especialistas el hecho de que el crudo se mantenga barato, significa menores costos en energía, los que podría mantener la inflación en niveles bajos e incluso no se descarta que algunas naciones registren periodos deflacionario.

Este escenario incluso podría afectar las condiciones para iniciar un proceso de restricción monetaria por parte de la Reserva Federal. Una de los escenarios que delineo el banco central estadounidense fue llegar a un nivel de inflación de dos por ciento, sin embargo, las expectativas apuntan que a noviembre se sitúe en cero por ciento.

Esta condición hizo que el dólar perdiera 0.4 por ciento frente a un grupo de las mayores divisas del mundo y en la semana retrocedió 0.8 por ciento, la mayor caída para la divisa verde desde finales de octubre.