Mercados

Metales industriales se recuperan por mayor debilidad del dólar

El aluminio, níquel y cobre se recuperaron de las fuertes pérdidas de la semana anterior, mientras que el cobre fue el único que mantuvo su racha bajista; los bajos niveles alcanzados por el petróleo son un factor de presión para la moneda estadounidense.
Redacción
14 diciembre 2015 14:41 Última actualización 14 diciembre 2015 15:30
metales fundición

metales fundición (Bloomberg)

LONDRES.- La mayoría de los metales industriales se recuperaron tras la renovada debilidad del dólar frente a las principales monedas del mundo, luego que el petróleo llegó a caer más de cuatro por ciento en operaciones intradía y aun cuando los inversionistas ya descontaron un posible aumento de tasas de la Reserva Federal (Fed) para esta semana.

El petróleo se negoció en niveles cercanos a sus mínimos de 11 años, presionado por un escenario de que se agudice el superávit de suministros, disuadiendo a los inversores de aumentar sus exposición en fondos de materias primas, los cuales incluyen también metales.

La caída del petróleo junto con la debilidad en los mercados de crédito, considerados como los más vulnerables al alza en las tasas de interés, presionaron a los mercados accionarios del mundo y a la moneda estadounidense.


Al cierre de las operaciones, la tonelada de aluminio cerró en mil 491.50 dólares, luego de un avance de 0.6 por ciento, en tanto que níquel ganó 0.8 por ciento, para llegar a los ocho mil 750 dólares y el plomo se recuperó 0.6 por ciento, a mil 737 dólares la tonelada.

En sentido contrario, los contratos a tres meses del cobre en la Bolsa de Metales de Londres (LME) finalizaron operaciones con una caída de 0.5 por ciento, al fijar su precio de cierre en cuatro mil 678 dólares la tonelada, lo que se suma a la caída de 2.5 por ciento de la sesión anterior.

Ante el nerviosismo con que se mueven los mercados de físicos y futuros de materias primas, un corredor en Londres dijo que los inversores se encontraban al margen de las operaciones antes de la decisión de la Fed, sin fuertes señales de compra o venta.