Mercados

Metales industriales a la baja por incertidumbre de la demanda China

Los precios de los metales básicos fueron impulsados por un excesivo optimismo de las expectativas sobre la demanda de metales de China; sin embargo, los últimos datos muestran que la demanda no tiene la misma dinámica que la oferta.
Reuters
15 marzo 2016 14:39 Última actualización 15 marzo 2016 15:21
[La producción de cobre cayó 6.8 por ciento en noviembre. / Bloomberg / Archivo] 

[La producción de cobre cayó 6.8 por ciento en noviembre. / Bloomberg / Archivo]

LONDRES.- Los precios del cobre cerraron con pocos cambios en la segunda sesión de la semana, después de que la caída del dólar débil equilibró las persistentes preocupaciones sobre la demanda en el mayor consumidor mundial, China, y la incertidumbre previa a conocerse el resultado de la reunión de política de la Reserva Federal (Fed).

Al cierre de las operaciones de la Bolsa de Metales de Londres (LME), el contrato del cobre referencial cerró en cuatro mil 945 dólares la tonelada, esto es, solo un centavo por debajo de su cierre previo.

Desde el 15 de enero, el metal rojo ha escalado casi 15 por ciento, cuando llegó a los cuatro mil 318 dólares la tonelada, su menor nivel desde mayo de 2009.

En lo que respecta a otros metales industriales, el aluminio cedió 1.5 por ciento, para quedar en mil 520 dólares por tonelada; el zinc bajó 2.4 por ciento, a mil 742 dólares; el estaño perdió solo 0.2 por ciento al cerrar en 16 mil 855 dólares la tonelada.

Por su parte, el níquel retrocedió 0.6 por ciento, al llegar a los ocho mil 555 dólares la tonelada y el plomo cayó 2.7 por ciento, a mil 786 dólares.

Los analistas advierten el optimismo en torno a un posible repunte de la demanda en China, es excesivo, muestra de ello es que aun cuando se registró un repunte de las importaciones del cobre y otros metales, datos como la producción industrial y el consumo minorista no muestran la misma dinámica.

En lo que se refiere a la Fed, las expectativas apuntan a que no será esta semana cuando eleve las tasas de interés en su encuentro de política monetaria. No obstante, es probable que deje en claro que mientras la inflación y los empleos en Estados Unidos se sigan fortaleciendo, la debilidad externa no evitará que las tasas suban pronto.

En un escenario de alza en las tasas, podría implicar que el dólar avance, lo que podría encarecer el valor de las materias primas en moneda estadounidense para las firmas fuera de Estados Unidos, una relación usada por fondos para generar señales de compra o ventas a partir de modelos numéricos.

Por su parte, analistas de Macquarie dijeron que los fundamentales de la economía estadounidense han mejorado desde una base extremadamente reducida en diciembre y enero. "No obstante, la situación subyacente sigue siendo de exceso de capacidad en la gran mayoría de mercados y muchos productores se enfrentan a significativas preocupaciones sobre su balance general".