Mercados

Mester, de la Fed, espera alza de tasas en junio

Para Loretta Mester, presidenta de la Fed de Cleveland, las tasas de interés deberían aumentar en la primera mitad de este año, para dar cuenta de una recuperación económica que sigue cobrando impulso.
Reuters
04 febrero 2015 12:35 Última actualización 04 febrero 2015 12:37
  [Bloomberg] De acuerdo con las minutas publicadas hoy, la preocupación sobre el costo del QE3 ya pesa en la Fed. 

Fed debate alza de tasas EU para este año.

La Reserva Federal de Estados Unidos debería subir las tasas de interés en la primera mitad de este año para dar cuenta de una recuperación económica que sigue cobrando impulso, dijo el miércoles la presidenta del Banco de la Reserva Federal de Cleveland, Loretta Mester.

La recuperación económica de Estados Unidos está profundamente arraigada, con mercados laborales en franca mejoría, hogares y negocios más libres de pesadas cargas de deuda y los precios bajos del petróleo otorgando un "viento de cola" para impulsar el gasto del consumidor, argumentó.

Eso debería permitir a la Fed seguir adelante con un "despegue" inicial de tasas de interés entre ahora y junio, sostuvo Mester, reafirmando un pronóstico que hizo antes de asumir la jefatura de la Fed de Cleveland el año pasado.

Ella estima que la economía estadounidense crecerá un 3 por ciento en 2015 y 2016.

"Hay crecientes señales de que la economía está cobrando impulso y, esta vez, la aceleración de la velocidad será sostenida debido a que los cimientos subyacentes han mejorado", declaró Mester ante un grupo de banqueros en Columbus, Ohio.

"Menos hogares están ahogados por sus hipotecas (...) las hojas de balances de las empresas están bastante saludables. La confianza de las empresas es positiva y respaldan mayores niveles de inversiones y mayores contrataciones", agregó.

Mester no tiene actualmente derecho a voto en el comité de política monetaria de la Fed.

En sus comentarios reconoció que la Fed tendrá dificultades para elevar la inflación en los meses venideros a la meta del banco central del 2 por ciento, particularmente debido al colapso de los precios mundiales del crudo y a la debilidad económica en Europa y otros lugares.

Sin embargo, dijo que cree que la economía de Estados Unidos está en gran medida aislada de esos problemas.