Mercados

Mantiene banco de Inglaterra tasa de
interés en 0.5%

El gobernador de la entidad británica, Mark Carney, afirmó que el banco podría tomarse su tiempo para elevar las tasas y esperar incrementos sostenibles en el empleo, en los ingresos y en el gasto antes de endurecer la política monetaria.
Redacción
10 abril 2014 7:16 Última actualización 10 abril 2014 7:21
Banco de Inglaterra

[Bloomberg] La bolsa de Madrid espera la decisión del Banco de Inglaterra sobre su tasa de interés.

CIUDAD DE MEXICO.- En una decisión ya esperada por los analistas, el Banco de Inglaterra mantuvo su tasa de interés en un mínimo histórico de un 0.5 por ciento, mientras espera a que la economía británica se recupere completamente de la crisis financiera.

En su reunión mensual, el banco de Inglaterra también dijo que mantendrá la cantidad de compras de activos de su programa de alivio cuantitativo en 375 mil millones de libras (628 mil millones de dólares), en línea con un compromiso previo de no reducirlas hasta poco después de comenzar a elevar las tasas.

El desempleo permanece levemente por sobre el nivel del 7 por ciento que el banco central fijó en agosto del 2013 como el umbral para comenzar a considerar el aumento de las tasas.

En febrero, añadió que preveía mantener las tasas sin cambios por algún tiempo después de alcanzar ese umbral.

Pese al fuerte crecimiento en el último año y a las mejores perspectivas de crecimiento para el 2014 entre cualquier economía avanzada, la producción británica aún está por debajo de su máximo nivel previo a la crisis, superada por Estados Unidos y Alemania, que se recuperaron más rápido.

En tanto, la inflación de precios al consumidor permanece sin cambios. En febrero, bajó a un mínimo nivel en cuatro años de un 1.7 por ciento, cómodamente debajo de la meta de un 2 por ciento, y los minoristas han informado que redujeron precios en marzo.

Los precios de las casas están subiendo rápidamente a una tasa anual de más de un 10 por ciento.

En febrero, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, afirmó que el banco central podría tomarse su tiempo para elevar las tasas y esperar incrementos sostenibles en el empleo, en los ingresos y en el gasto antes de endurecer la política monetaria.