Mercados

Lunes negro en Buenos Aires; cayó la bolsa 10%

El litigio con los “fondos buitre” llegó a una fase definitoria; la empresa de hidrocarburos YPF se desplomó 12 por ciento. El pago prácticamente dejaría sin recursos a la nación bonarense.
Introduzca el texto aquí
16 junio 2014 21:2 Última actualización 17 junio 2014 5:0
bolsa de argentina

bolsa de Argentina

CIUDAD DE MÉXICO.- La bolsa de valores de Buenos Aires cayó este lunes 10.09 por ciento y cerró en 7 mil 235.11 unidades; el mercado de valores se desplomó luego de que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó escuchar la apelación de Argentina en su litigio contra los acreedores con deuda soberana no pagada, por un monto de mil 330 millones de dólares.

La decisión pone al país sudamericano al borde de la cesación de pagos de su deuda, el peor escenario para los inversionistas en los mercados bursátiles.

Los mercados argentinos esperaban un fallo intemedio de parte de la Corte Suprema estadounidense, lo que permitiría cierto margen para negociar con los “fondos buitre”; pero la decisión deja casi sin opciones al país, “o paga o paga”, dicen analistas.

La noticia provocó el desplome de 12.6 por ciento de la acción más influyente del mercado, Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), con 12.6 por ciento. Por el momento la situación en Argentina no ha invadido a otros mercados, una eventual cesación de pagos se decretaría en algunos meses, ya que todavía quedan algunas instancias judiciales en el exterior.

No obstante, los riesgos de que la crisis argentina se expanda por la región o incluso pueda globalizarse, son latentes.

La decisión de la instancia estadounidense asestó un duro revés al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, justo cuando intentaba volver a los mercados de capitales tras el multimillonario default que protagonizó a fines del 2001.

Otro de los descensos accionarios importantes fue el de los títulos del mayor distribuidor de energía eléctrica de Argentina, Edenor, cuyos valores se desplomaron 20.47 por ciento.

La decisión obliga al gobierno de Argentina a pagar a los “fondos buitre” (NML, Aurelius, Blue Angel y otros que no ingresaron en el canje de la deuda y que habían obtenido fallos favorables en instancias inferiores) por mil 330 millones de dólares.

El problema no termina ahí, ya que la decisión de la Corte abre las puertas a tenedores de bonos , que sí entraron al canje de la deuda, y que buscarían desembolsos por otros 15 mil millones de dólares, en momentos en que las arcas del banco central no están en condiciones de semejante desembolso.

Al cierre del 6 de junio las reservas monetarias en el banco central apenas rebasaron los 28 mil millones de dólares.

Por la noche la presidente Cristina Fernéndez aseguró que el país pagará todos los compromisos de la deuda reestructurada, empezando por los 900 millones de dólares que Argentina debe liquidar a fines de junio.