Mercados

Los flujos de capital
y el riesgo cambiario

La política monetaria tiene una ventaja comparativa en la determinación del tipo de cambio y es por ello que los bancos centrales están implementando los ajustes cambiarios que consideran pertinentes.
Joaquín Tápia
15 junio 2015 20:24 Última actualización 16 junio 2015 9:2
Bono.

Bono.

CIUDAD DE MÉXICO.- Se anticipa que la corrección monetaria de la hoja del Balance General de la Fed afectará las tasas de interés de prácticamente todos los activos financieros a nivel global: desde las tasas de interés activas hasta las pasivas, del crédito a empresas, a la vivienda, a los depósitos a plazos, las obligaciones, papel comercial, bonos a fondos de inversión, de cobertura y monedas.

En este ámbito, es recomendable un análisis acerca de la Hipótesis de la Paridad de Tasas de Interés y su interrelación con los Tipos de Cambio: donde los rendimientos de los activos expresados en términos de la misma moneda, después de cubrir el riesgo cambiario en los mercados a futuro, deben de ser idénticos, excepto por la denominación cambiaria.

Luego entonces, el riesgo cambiario se vuelve fundamental al determinar el nivel de tasas de interés de un país.

La política monetaria tiene una ventaja comparativa en la determinación del tipo de cambio y es por ello que los bancos centrales están implementando los ajustes cambiarios que consideran pertinentes.

Si se analizan los diferenciales de tasas de interés de dos activos, uno doméstico y otro externo, que son sustitutos en la visión de los inversionistas y existe movilidad de capital, es decir pueden fluir de un país a otro, las variaciones cambiarias serán las que determinen el monto final de la variación de tasas, para evitar una salida de capitales; es por ello que las autoridades de los bancos centrales están enfocadas, correctamente, en mitigar los riesgos cambiarios y minimizar el impacto interno en tasas de interés.

Algunos países han dejado flotar sus monedas para evitar un efecto de mayor presión en el mercado de cambios y no perder tantas reservas internacionales para defender un tipo de cambio y otros han creado bandas cambiarias para el mismo fin.

En el entendido que el riesgo cambiario es el más distorsionante de los factores, ya que si los inversionistas extranjeros mantienen activos denominados en otra moneda, al repatriar capitales perderán por la venta anticipada de estos activos; adicionalmente, al comprar moneda extranjera depreciarán la moneda local y recibirán menos divisas y dado el Fly to Quality regresan a la compra de activos en su países de origen, aumentando los precios de estos activos y reduciendo su rendimiento.

Así, esta estampida les provoca un efecto de Bumerang o Back Fire.