Mercados

Libra no logra 'vencer' al Brexit y toca mínimo de 31 años

La divisa británica no logró frenar las pérdidas al cierre de la sesión pese a la promesa del ministro británico de Finanzas, George Osborne, de seguir en el cargo e implementar planes "sólidos" de contingencia con el Banco de Inglaterra. La libra cotiza en 1.3216 dólares, luego de caer el viernes a 1.3680. 
Agencias
27 junio 2016 7:53 Última actualización 27 junio 2016 12:22
Imagen de libra esterlina.

Imagen de libra esterlina.

La libra esterlina no logró recuperarse pese a las garantías del ministro de Finanzas británico, George Osborne, de que la economía está en condiciones y que el Gobierno y el Banco de Inglaterra podrían implementar nuevas medidas de ser necesario.

Al filo de las 12:20 hora local de México, la libra retrocedía 3.44 por ciento a 1.3216 dólares por libra. La divisa llegó a negociarse más temprano a 1.3151 dólares , su nivel más bajo desde mediados de 1985 y una caída de 11.5 por ciento respecto al cierre del 23 de junio, el día del referendo.

En tanto, el euro euro bajaba 0.72 por ciento, a 1.1037 dólares luego de tocar mínimos de sesión de 1.0971 dólares. Ese mínimo superó levemente el nivel más bajo en tres meses y medio a 1.0909 dólares alcanzado el viernes.

Analistas prevén una mayor presión bajista porque los operadores siguen atentos a los efectos de la votación y su impacto en la economía europea.

La probabilidad de que se convoque a un referendo por la independencia de Escocia y la respuesta de la Unión Europea y su habilidad para contener los pedidos de los partidos anti-Unión Europea en el continente, se combinaban para empeorar la situación de la libra en el mercado.

Desde que se conoció el resultado de la consulta del jueves donde los británicos votaron a favor de abandonar la Unión Europea, una serie de bancos ha pronosticado que la libra pasará por debajo de 1.30 dólares y aún en contra de un euro golpeado cedía 1.2 por ciento a 82.20 peniques.


"El riesgo claro debe ser para una baja adicional", dijo Neil Mellor, estratega cambiario de Bank of New York Mellon en Londres.

"La incertidumbre significa una debilidad de la moneda, lo sabemos, y no hay una sensación de que este es un valor comercial en este momento y que tienes que volver a entrar. Es demasiado pronto para que cualquiera pueda empezar a llamarlo un piso", agregó.

Con información de Notimex y Reuters