Mercados

Libra de cobre cae
1.4% tras máximos
de dos semanas

El metal utilizado en las industrias de la energía y la construcción alcanzó su precio más alto desde el 11 de marzo de 6.623,75 dólares en la jornada previa, ante las esperanzas de que Pekín pueda intervenir para apuntalar a su debilitada economía.
26 marzo 2014 13:29 Última actualización 26 marzo 2014 13:50
Etiquetas
aluminio y cobre en mínimos

aluminio y cobre en mínimos

CIUDAD DE MEXICO.- Los precios del cobre caían este miércoles después de haber alcanzado niveles máximos de dos semanas en la sesión previa, presionados por el avance del dólar que encarece el valor de las materias primas en esa moneda para los tenedores de otras unidades.

Así, el cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) cayó 1.4 por ciento, a 6.510 dólares por tonelada, tras subir un 2 por ciento en la sesión anterior, su mayor alza porcentual diaria desde mediados de septiembre.

En la división Comex del New York Mercantile Exchange, los futuros del cobre para entrega en mayo se dejaron un 0.58 por ciento, o 1.7 centavos para negociarse a 2.88 dólares por libra.

El cobre se disparó el martes a 3.045 dólares por libra, su cota más alta desde el 11 de marzo, con un avance del 2.04 por ciento, o 6.0 centavos, ante las esperanzas, cada vez mayores, de que China desvele nuevas medidas para impulsar el crecimiento, ahora mismo en retroceso.

El níquel cayó 1.3 por ciento, a 15.900 dólares por tonelada, luego de registrar fuertes ganancias este año ante las preocupaciones sobre los suministros de Indonesia y Rusia.

El aluminio cerró con mermas del 1.34 por ciento, a 1.729 dólares por tonelada, el zinc cedió 1.29 por ciento, a 1.970 dólares y el plomo perdió 0.29 por ciento, a 2.066 dólares. El estaño cayó 1 por ciento. a 22.970 dólares.

Datos conocidos esta semana mostraron un crecimiento más
débil a lo esperado en el sector manufacturero en China, lo que
apunta a una contracción en los primeros tres meses del año y
aumenta las expectativas en el mercado de nuevos estímulos por
parte del Gobierno para impulsar a la segunda mayor economía del
mundo.

El consumo del metal en China a menudo repunta en el segundo trimestre y las expectativas de que los pedidos aumentarán han comenzado a apuntalar los precios.