Mercados

Libra cae 3.9% en cuatro sesiones, su peor racha desde el Brexit

Los últimos cuatro días fueron los peores que ha registrado la libra desde la votación del 23 de junio a favor de que Reino Unido abandone la Unión Europea.
Redacción
11 octubre 2016 10:41 Última actualización 11 octubre 2016 10:49
libra

(Bloomberg)

La libra esterlina caía debajo de 1.23 dólares el martes, ligando su cuarto día de pérdidas consecutivas, mientras funcionarios e inversores apuntaban a que podría haber más retrocesos en un mercado aún impactado tras el desplome de un 10 por ciento en la divisa el pasado viernes.

Luego de unas 24 horas de estabilidad, la libra retrocedía 0.92 por ciento a 1.2247 dólares, llevando a un índice que mide el Banco de Inglaterra (BoE) a un mínimo de casi ocho años, de 74.0. También se debilitaba un tercio de punto porcentual, a 90.32 centavos por euro.

Los últimos cuatro días son los peores para la libra desde la votación del 23 de junio a favor de que Reino Unido abandone la Unión Europea.
al acumular una pérdida de 3.9 por ciento. Desde el Brexit a la fecha, ha perdido un 17.7 por ciento.

Michael Saunders, uno de los encargados de política del Banco de Inglaterra, advirtió que un "Brexit turbulento" podría reducir drásticamente el crecimiento de la economía británica.


"Dada la escala y persistencia del déficit de cuenta corriente de Reino Unido, no me sorprendería si la libra cae más, pero soy bastante escéptico sobre si es probable una mayor depreciación", dijo Saunders a legisladores en una presentación escrita.

Como otros funcionarios del Banco de Inglaterra (BoE), se mostró optimista sobre cómo reaccionaría la entidad ante más descensos de la libra, diciendo que es probable que no impacte en la inflación. El ex gobernador del BoE Mervyn King señaló el lunes que la caída en la libra era un "cambio bienvenido".

La libra apenas se vio afectada por los comentarios, ya que los operadores indicaron que la arraigada convicción de que el Gobierno británico se encamina a un "Brexit duro", en el que Reino Unido dejará el mercado único de la UE, disparó las ventas en la mañana en Londres.

Si bien los bancos más importantes en general mantuvieron sus pronósticos en torno a 1.20-1.25 dólares para la libra, el impacto del viernes -cuando en 10 minutos la divisa se derrumbó a mínimos de 31 años, de 1.1491 dólares- llevó a muchos a preguntarse si no es posible una caída más cercana a la paridad.

Las grandes entidades dudan de si Reino Unido podrá atraer los flujos de capital que necesita para financiar su déficit de cuenta corriente -equivalente al 6 por ciento del producto interno bruto- si la economía se desacelera y las firmas se reubican en otras partes de Europa. Si no puede, la libra debería caer más para reducir importaciones e impulsar la competitividad de las exportaciones.