Mercados

Bolsa mexicana tiene leve declive pese a desplome en títulos de AMX

El derrumbe de 4.01% los títulos de América Móvil no se reflejó de forma contundente en una pérdida en el promedio de precios de la Bolsa, que bajó 0.14%, debido a que una mayoría de las emisoras negociadas reportaron utilidades.
Felpe Sánchez
19 mayo 2014 16:15 Última actualización 19 mayo 2014 16:50
[Cuartoscuro] El acuerdo forma parte del interés de la BMV de negociar en conjunto con su homónimo peruano. 

[Cuartoscuro] El acuerdo forma parte del interés de la BMV de negociar en conjunto con su homónimo peruano.

CIUDAD DE MÉXICO.- La emisora con mayor peso dentro del mercado accionario mexicano, América Móvil, sufrió este lunes un desplome de 4.01 por ciento, luego de que se conociera que uno de sus principales accionistas, AT&T, venderá su participación en la empresa.


Seguramente la Bolsa hubiera concluido con ganancias, ya que, por ejemplo, de 103 emisoras negociadas, 56 subieron de precio, por 38 que lo redujeron.

Sin embargo, el saldo positivo en el balance de avances y declinaciones sirvió para compensar buena parte de las pérdidas derivadas del desplome de AMX, aunque también influyeron negativamente Walmex y Cemex, que declinaron  0.55 y 0.49 por ciento, en el mismo orden.


Así, el principal promedio de precios disminuyó 0.14 por ciento a 41 mil 840.05 puntos, una caída menor a la que reportaba por la mañana de 1.04 por ciento. Cambiaron de manos 397.9 millones de acciones, por medio de 173 mil 765 operaciones.

Del volumen negociado, 131.1 millones, el 33 por ciento, correspondieron a América Móvil, las cuales cambiaron de manos por medio de 16 mil 691 operaciones, por lo que fue, con mucho, la emisora más activa de la jornada.

En la NYSE, el promedio Dow Jones subió 012 por ciento a 16 mil 511.86 unidades, mientras que según el índice S&P 500 el avance fue de 0.38 por ciento a mil 885.08 unidades. En la bolsa Nasdaq, el índice Composite repuntó 0.86 por ciento a 4 mil 125.81 puntos.

No hubo noticias de la economía en Estados Unidos, de manera que el movimiento se explica por un rebote en las cotizaciones tras las bajas de la semana pasada, pero también porque continúa la ebullición en el mercado de fusiones y adquisiciones en aquel país.