Mercados

Las bolsas ignoran cifras positivas históricas en EU

El alza en la venta de casas nuevas fue la mayor en 22 años; el índice de confianza del consumidor, en su mejor nivel desde 2008, sin embargo, pasaron inadvertidos para los mercados accionarios.
Antonio Sandoval
24 junio 2014 21:26 Última actualización 25 junio 2014 5:0

CIUDAD DE MÉXICO.- Las cifras económicas en Estados Unidos siguen fortaleciéndose, pero los mercados de valores no reaccionaron en la sesión de ayer martes.
De hecho, los indicadores reportados ayer alcanzaron lecturas no vistas en muchos años.

Las ventas de casas nuevas en Estados Unidos subieron durante mayo 18.6 por ciento, a un ritmo anual desestacionalizado de 504 mil unidades.

Lo anterior significó la cifra vendida de viviendas nuevas más elevada para un mismo mes desde el año 2008.

Además, el incremento de 18.6 por ciento es el mayor en 22 años. En enero de 1992 la variación porcentual fue de 21.1 por ciento anual.
Asimismo, el índice de confianza del consumidor se colocó durante junio en su mejor nivel desde enero de 2008; quedó en 85.2 unidades frente a una lectura previa de 82.2 puntos en mayo.

Con más de 500 mil viviendas nuevas vendidas durante el quinto mes del año, el mercado inmobiliario estadounidense prácticamente ha marcado un punto de inflexión, seis años después de la crisis que lo asoló.

La variación de 18.6 por ciento, que no se registraba para algún mes desde el ya lejano año de 1992, obedeció en parte a la revisión de la cifra de casas vendidas en el mes previo.

Durante abril se vendieron 425 mil casas nuevas, de acuerdo con las cifras ajustadas por el Departamento de Comercio, frente a un dato no revisado de 433 mil unidades.

El dinamismo del mercado inmobiliario es una de las condiciones no escritas para un repunte económico sostenido, sobre todo por el impacto en otros mercados como el financiero.

De cualqueier modo, un impulso tan significativo es señal positiva para la economía estadounidense, y también para uno de sus sectores estelares.

Mercados apáticos
Las cifras sorpresivamente sólidas de la economía estadounidense parecerían ser el pretexto ideal para un fuerte repunte bursátil.
Sin embargo, la realidad fue diferente, ya que las bolsas en Nueva York bajaron y jalaron a las de la región.

El índice S&P500 perdió 0.64 por ciento para terminar en mil 949.98 unidades; el Dow Jones perdió 0.70 por ciento y quedó en 16 mil 818.13 puntos.

Por su parte, el Nasdaq cerró con una caída de 0.42 por ciento, en cuatro mil 350.36 unidades.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ligó una sesión más de pérdidas; al cierre de las operaciones de ayer retrocedió a 42 mil 884.76 puntos luego de bajar 0.07 por ciento.

En el mercado cambiario nacional el peso se depreció por el nuevo mínimo histórico de la tasa de los Cetes; la paridad quedó en 13.0525 pesos por dólar, cuatro centavos arriba del cierre previo.

El rendimiento de los Cetes se hundió a un nuevo mínimo histórico de 2.90 por ciento, a pesar del “rebote” que experimentó en la subasta primaria de valores gubernamentales de la semana previa.
De hecho, la subasta de ayer trajo consigo mínimos históricos para los cuatro plazos subastados.

¿Por qué no reaccionan los mercados?
Un proceso de toma de beneficios ante los recientes máximos registrados en el mercado, junto con la cautela por el factor Irak, fueron algunos de los elementos que impidieron un repunte de las bolsas de valores ante las cifras que se reportaron ayer; es probable que los mercados hayan descontado la bateria de cifras positivas.

Los datos, muy superiores a las expectativas, pudieron reimpulsar a los mercados de valores, pero el contexto no ayudó.

Sin embargo, para algunos analistas no debe olvidarse la otra parte de la ecuación, el empleo en EU.

La Fed anticipó que las cifras de empleo serían el parámetro para determinar si la recuperación económica es lo suficientemente sostenible para el mediano y largo plazos.

Por eso, las reacciones de los mercados suelen ser en ocasiones “frías”.
De cualquier manera no descartan que el Dow Jones toque los 17 mil puntos tan pronto como este verano, junto con una marca de dos mil unidades para el S&P500; el Nasdaq se mantendrá rezagado en su ciclo.