Mercados

Lagarde del FMI exhorta al BCE a flexibilizar su política monetaria

Ante el consenso de los especialistas de que el Banco Central Europeo mantendrá su política de tasas de interés en 0.25 por ciento el jueves, Christrine Lagarde espera el anuncio de nuevas medidas del banco para frenar la inflación de la región.
02 abril 2014 11:11 Última actualización 02 abril 2014 11:22
 [Reuters] La directora del FMI está preocupada por la demora de la implementación de Basilea III.

[Reuters] La directora del FMI destaca el reacomodo geográfico del poder económico y el protagonismo de los jóvenes.

CIUDAD DE MEXICO.- La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, pidió al Banco Central Europeo flexibilizar su política monetaria para combatir una inflación peligrosamente baja que podría afectar la producción y el gasto del consumidor en la zona euro.

Los funcionarios del Banco Central Europeo (BCE) se reúnen mañana y no se espera que anuncien nuevas medidas para luchar contra la debilidad de la economía europea. Sin embargo, la caída en la tasa de inflación de la región está aumentando las presiones sobre los bancos centrales de Europa para que tomen medidas.

"La zona euro necesita más alivio monetario, incluso mediante medidas no convencionales", dijo la jefa del FMI en un discurso emitido en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad Johns Hopkins, donde esbozó las recomendaciones de política monetaria del organismo antes de una reunión que se realizará en Washington la próxima semana,

Lagarde dijo que la economía mundial deberá crecer sobre un 3 por ciento este año y el próximo, pero advirtió que la recuperación de la crisis financiera global aún era débil.

La directora del FMI citó un lento crecimiento de los precios en la zona euro, tensiones geopolíticas en lugares como Ucrania y la volatilidad del mercado como factores que podrían afectar el crecimiento en el corto plazo.

"En 2013, el crecimiento mundial fue de alrededor del 3 por ciento. Proyectamos un alza modesta en 2014 y 2015, a pesar de que aún se mantienen tendencias anteriores", dijo Lagarde.

"El riesgo es que sin la suficiente ambición política, el mundo podría caer en el mediano plazo en una trampa de bajo crecimiento", dijo.

La inflación en la zona euro se desaceleró el mes pasado a su nivel más bajo desde noviembre de 2009, según los datos publicados el lunes. Los precios subieron un 0.5 por ciento en los 12 meses hasta marzo, menos que el 0.7 por ciento anual hasta febrero.

Lagarde también instó al banco central japonés a seguir intentando estimular la tercera mayor economía del mundo.

"El Banco de Japón también debería seguir con su política de alivio cuantitativo", expresó Lagarde.

La funcionaria advirtió también que las tensiones geopolíticas podrían golpear el crecimiento si éstas se salían de control. Rusia se ha estado enfrentando con las naciones occidentales por su anexión de la región ucraniana de Crimea, lo que provocó sanciones económicas de Estados Unidos y la Unión Europea.