Mercados

Dólar seguirá caro

El ajuste cambiario generalizado en Latinoamérica, es el proceso inverso al fenómeno que por años apreció a las divisas de la zona y de otras partes del mundo. Ante este escenario, se prevé que la depreciación del peso de mantenga por factores externos.
Antonio Sandoval
19 julio 2015 21:48 Última actualización 20 julio 2015 8:49
Dólar (Reuters)

Dólar (Reuters)

La caída del peso obedece totalmente a factores externos como: un previsible ajuste de tasas por parte de la Fed, las condiciones en los mercados petroleros y la situación en China, señalan analistas.

Así, la depreciación del peso podría seguir, debido a la influencia determinante que tienen los factores antes mencionados sobre la paridad cambiaria.

También, señalan que durante prácticamente cinco años las monedas de la región se vieron favorecidas por la política monetaria de la Fed, la era de tasas de interés inusualmente bajas mantuvo flujos de dinero a la región que apuntalaron la apreciación de las monedas; ahora, el contexto es inverso, señalaron.

PROCESO CONTINUO: SCOTIABANK

El entorno global para las próximas semanas seguirá bajo los efectos del nerviosismo y la volatilidad, conforme nos acercamos al primer incremento de tasas de la Fed.

Por tal motivo, podríamos ver al peso mexicano alcanzado nuevos mínimos frente al dólar , en reacción a este complicado panorama, señala Mario Correa Martínez, economista en jefe de Scotiabank para México.

Asimismo, Deutsche Bank, JP Morgan, Credit Suisse y varios agentes financieros más, participantes en los mercados, señalaron a principios de este mes que las monedas latinoamericanas se enfrentarán a un proceso de depreciación continua y los bancos centrales poco tienen que hacer.

Una causa relevante es el proceso de normalización de la política monetaria estadounidense.

Lo anterior fue evidente la semana pasada cuando la propia presidenta de la Fed confirmó que el organismo tiene previsto subir tasas en algún momento del presente año, los efectos en las divisas latinoamericanas fueron contundentes.

El viernes el dólar en el mercado corporativo mexicano ligó su segundo cierre histórico, terminó en 15.91 pesos; mientras, en las ventanillas de los bancos el dólar cotizó en 16.21 unidades. Durante el año la caída del peso es de 7.88 por ciento y en 12 meses la moneda nacional sufre una depreciación de 22.67 por ciento.

En opinión de Mario Correa, las expectativas de ajuste de tasas por parte de la Fed afectan no solo a las divisas emergentes, sino también a las industrializadas.

De acuerdo con sus cifras, en lo que va del año el yen japonés se ha depreciado 3.6 por ciento, el euro 11.6 por ciento y el dólar canadiense 20.2 por ciento, casi todas han perdido más que el peso.

El experto señala en su informe que la política monetaria ultraexpansiva de los países desarrollados ha generado distorsiones en la economía mundial y posiblemente burbujas en los precios de diversos activos financieros.

Por lo tanto, las consecuencias del proceso de normalización monetaria pueden ser imprevisibles.

CHINA, ALERTA GLOBAL

En general, los analistas señalan a China como un factor de alerta global a raíz de la fuerte caída de sus mercados accionarios, mismos que pese a que se estabilizaron la semana pasada, no dejan de ser un elemento de preocupación, sobre todo considerando que el mercado pudiera anticipar un deterior en la situación económica del país. Por si algo faltara, la oferta petrolera se incrementará previsiblemente. Todo parece diseñado para que siga la depreciación cambiaria.

(Da clic en la imagen para agrandarla)

porta_merca_19_jul_web_01