Demanda de Udibonos resurge por temor a una mayor inflación
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Demanda de Udibonos resurge por temor a una mayor inflación

COMPARTIR

···

Demanda de Udibonos resurge por temor a una mayor inflación

El dato de la inflación de la primera quincena de mayo anticipa presiones alcistas en algunas variables como gasolinas, gas, frutas y verduras.

Esteban Rojas
25/05/2018
Actualización 25/05/2018 - 6:51

La demanda por instrumentos de cobertura contra la inflación aumentó como respuesta a temores de que alzas en los precios de los energéticos y en el tipo de cambio puedan frenar la desaceleración en el crecimiento en los precios al consumidor en México. Sin descartar el riesgo de que continúen por arriba del objetivo máximo establecido por el Banco de México (Banxico), del cuatro por ciento.

Los precios de los Udibonos aumentaron el jueves, como respuesta a un dato de inflación que mostró un sorpresivo repunte. En la jornada subieron 0.32 por ciento en promedio, con una mayor presión en el plazo de 30 años, los que subieron 0.50 por ciento.

Los precios de los Udibonos frenaron su ciclo de baja entre los meses de marzo y abril de este año, lo cual puede ser una señal de que anticipan mayores dificultades para que la inflación pueda seguir bajando.

El INEGI reportó que el índice de precios al consumidor subió a 4.46 por ciento a tasa anual en la primera quincena de mayo, por arriba del 4.41 anterior.

Una inflación mayor a la esperada dio lugar a una “reacción positiva en Udibonos de corto plazo, ante una deflación más modesta a lo esperado y con riesgos prevaleciendo”, sostuvieron analistas de Banorte Ixe.

El comportamiento de las Unidades de Inversión (Udis), al cual está ligado el rendimiento que pueden otorgar instrumentos como los Udibonos, se puede ver afectado negativamente por el desempeño de la inflación en este mes. Sin embargo, los vientos pueden cambiar, de persistir presiones alcistas en algunas variables clave para su evolución futura.

La perspectiva dominante en el mercado es que la inflación baje más, pero en este trayecto hay riesgos que la pueden limitar e, incluso, revertir en un momento dado.

“La volatilidad del componente de frutas y verduras, así como las presiones que persisten sobre las gasolinas y el gas podrían revertir la tendencia. Además, episodios de depreciación del peso podrían evitar una desaceleración adicional, al acumular presiones sobre mercancías y servicios”, advirtió en un documento el analista Joan Enric Domene, de INVEX.

El freno en la tendencia de baja en los precios de los Udibonos se dio de una forma clara en abril, fecha en que se empezó a observar un fuerte repunte en el tipo de cambio y en los precios de los energéticos, particularmente los de la gasolina y el gas.

Los participantes del mercado tienen la mira, en parte, puesta en la reunión del Banco de México del próximo mes, para ver que tanto el comportamiento reciente de la inflación puede llevarlo a un nuevo aumento en la tasa de referencia. La credibilidad del instituto central en materia de inflación puede estar en juego.