Mercados

La BMV se contagia de la turbulencia internacional

La bolsa mexicana concluyó la sesión del jueves con una contracción de 1.38 por ciento, y el principal índice se ubicó en 41 mil 561.83 unidades.
Felipe Sánchez
15 mayo 2014 20:38 Última actualización 16 mayo 2014 5:5
EUROPEAS

Mercado accionario

CIUDAD DE MÉXICO.- El principal índice se ubicó en 41 mil 561.83 unidades.

El ajuste se produjo con un volumen de 279 millones de acciones y 195 mil 542 operaciones.

La plaza mexicana hizo eco de la turbulencia internacional que se expresó en fuertes pérdidas en los mercados de Nueva York, y también en las principales bolsas europeas.

En la eurozona las cifras del PIB resultaron inferiores a lo previsto, mientras que en Estados Unidos los indicadores del día salieron mixtos.
En la economía estadounidense los datos más significativos fueron negativos, como la producción industrial y la capacidad utilizada de las fábricas.

Las consecuencias de lo anterior fueron varias, entre ellas un retroceso en las tasas de interés de los bonos de referencia en economías consideradas refugio: treasuries estadounidenses, bunds alemanes y gilts ingleses.

Al mismo tiempo, los principales mercados accionarios del mundo reportaron fuertes reducciones.

Además, el movimiento se retroalimentó, ya que los inversionistas que abandonaron los mercados de capitales buscaron protección en los mercados de dinero y bonos, lo que abonó a las bajas en los tipos de interés.

En general, la baja en las bolsas se puede considerar como un movimiento correctivo en el que coinciden un momento de precios elevados en las acciones y un conjunto de noticias negativas; dichos factores sirvieron de pretexto para salir a vender, sin que ello implique todavía un cambio en la tendencia de los mercados.

De hecho, recordemos que en los días previos indicadores como el Dow Jones y el S&P500 registraron cierres históricos y precisamente en la sesión del miércoles se presentó un ajuste por toma de beneficios.

El factor tasas de interés sigue pesando en el desempeño de los mercados de valores; las señales que mandan los bancos centrales son unánimes hacia réditos bajos.

Las condiciones en Europa son cada día más favorables para un recorte de tasas; en los mercados podría iniciarse el respectivo movimiento que descuente tal posibilidad. La junta de política monetaria del Banco Central Europeo está programada para el 5 de junio.