Mercados

La BMV inicia la semana con números positivos

El Índice de Precios y Cotizaciones de la BMV cerró este lunes en las 51 mil 241.11 unidades, un alza de 0.32%, a contracorriente de Wall Street.
Clara Zepeda
21 agosto 2017 16:21 Última actualización 21 agosto 2017 16:25
BMV (Cuartoscuro)

(Cuartoscuro)

Con un impulso del sector servicios financieros, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) logró este lunes desligarse del comportamiento negativo de los mercados accionarios en el mundo, al ganar 0.32 por ciento.

El principal índice accionario mexicano avanzó hoy 165.65 puntos, para cerrar en las 51 mil 241.11 unidades, su segundo incremento consecutivo. En lo que va del año, el IPC gana 12.27 por ciento nominal.

Tras un Wall Street cabizbajo y un desplome de más de 2 por ciento de los precios del petróleo, el IPC mantuvo los números verdes hasta el final de la primera jornada de la penúltima semana de agosto, debido al impulso de bancos como Banorte, Gentera y Bajío.

Con un volumen de operación bajo de 169.52 millones y un importe de 6 mil 248.45 millones de pesos, la Bolsa Mexicana de Valores concluyó la jornada con 59 emisoras al alza; 52 a la baja y 14 sin cambio.

Los valores que más destacaron en la parte alta de la pizarra del piso de remates fueron encabezados por Nemak, con una ganancia de 3.3 por ciento; Gicsa, con una alza de 2.82 por ciento; las acciones de Javer, Grupo Financiero Banorte, América Móvil y Gentera aumentaron 2.66, 2.59, 2.53 y 2.27 por ciento, en ese orden.

En el otro lado de la balanza, Kuo cayó 2.79 por ciento; Alfa retrocedió 1.92 por ciento; La Comer, Volar con un retrocesos de 1.86, 1.79 y 1.77 por ciento, respectivamente.

En Wall Street, el S&P 500 y el Dow Jones lograron acabar la sesión al alza después de tres caídas consecutivas con una subida modesta de 0.1 por ciento. Los inversionistas neoyorquinos vivieron una sesión de transición con la reunión de Jackson Hole de la Reserva Federal (Fed) en el horizonte. El Nasdaq, por su parte, acabó con una mínima caída de 0.05 por ciento.

En la jornada destacó que el precio de la onza de oro sigue su escalada. Las tensiones geopolíticas de las últimas semanas han resaltado su atractivo como valor refugio y la demanda de los inversionistas por el metal precioso se ha disparado. La onza acabó este lunes en su precio de cierre más alto desde junio tras ganar un 0.4 por ciento, hasta los mil 296 dólares, al borde ya de la barrera de los mil 300 dólares.

Mientras que el crudo West Texas cerró en 47.37 dólares, con una caída de 2.35 por ciento: mientras que el crudo Brent en 51.66 dólares, con una caída de 2.01 por ciento.

La atención de la semana se centrará sobre el simposio de Jackson Hole que inicia el jueves y sobre la publicación del dato de órdenes de bienes duraderos de julio.