Mercados

Inversores recurren al yen ante turbulencias por China

La divisa japonesa se replegó inicialmente luego de que China inyectó 20 mil millones de dólares al mercado, pero una caída en las acciones europeas llevó al yen a apreciarse más de 1% frente al euro.
Reuters
05 enero 2016 7:57 Última actualización 05 enero 2016 7:57
  [Bloomberg] El euro se debilita un 0.25 ante el yen, en tanto que el dólar se aprecia un 0.1%. 

[Bloomberg] El euro se debilita un 0.25 ante el yen, en tanto que el dólar se aprecia un 0.1%.

LONDRES. - Los inversores optaban una vez más este martes por la seguridad del yen japonés, en medio del nerviosismo generado por las turbulencias de los mercados chinos y el estancamiento económico, que se sumaba a la inquietud por el reciente quiebre de relaciones entre Irán y Arabia Saudita.

La divisa japonesa, buscada tradicionalmente en momentos de aversión al riesgo, se replegó inicialmente después de que China inyectó un monto estimado de 20 mil millones de dólares al mercado, estabilizando los precios de las acciones tras un desplome de 7 por ciento registrado el lunes.

Pero una caída de las acciones europeas - luego de la divulgación de datos débiles en la región - llevó al yen a apreciarse más de un 1 por ciento frente al euro, alcanzando su mayor nivel en más de ocho meses, a 127.87 yenes.

Frente al dólar, el yen se apreciaba un 0.4 por ciento, a 118.83 unidades.

Datos que mostraron que la inflación subyacente de la zona euro se desaceleró por segundo mes consecutivo en diciembre de 2015 presionaban al euro y reforzaban expectativas de que el Banco Central Europeo (BCE) tendrá que aplicar más estímulos monetarios para acelerar los precios al consumidor e impulsar al crecimiento.

Cerca del mediodía, el euro profundizaba su caída contra el dólar y perdió hasta 0.8 por ciento intradía a 1.0750 dólares, su menor nivel desde el 3 de diciembre. Más tarde, se negociaba cerca de 1.0746 dólares.

En tanto, el índice dólar subía un 0.4 por ciento, a 99.299, a un máximo de un mes frente a una cesta de monedas.

La nueva crisis surgida entre Arabia Saudita e Irán también preocupaba a los mercados financieros. El presidente iraní, Hassan Rouhani, dijo este martes que Riad no podía ocultar el "crimen" que cometió al ejecutar a un clérigo chií rompiendo sus relaciones con Teherán y advirtió que el enfrentamiento podría impactar la lucha contra el terrorismo.