Mercados

¿Los operadores están leyendo bien las tasas mexicanas?

El Banco Central subió la semana pasada por séptima vez consecutiva las tasas, y el mercado ya está pensando en los recortes. El analista George Lei analiza esta situación.
George Lei | Bloomberg
26 junio 2017 11:4 Última actualización 26 junio 2017 12:26
banxico

(Bloomberg)

El Banco de México acaba de subir las tasas de interés por séptima vez consecutiva y el mercado ya tiene puesta la mira en recortes. Será mejor que intenten ver el panorama completo.

Swaps
Es un contrato entre dos partes, por el cual, estas pactan el intercambio de una serie de cantidades de dinero en una fecha futura. Este intercambiando de flujos de dinero, va a ir siempre relacionado con la evolución de una variable futura, como puede ser el precio de una determinada acción, los tipos de interés o el precio de cualquier bien tangible.
Fuente: Bancomer

Tomados desprevenidos cuando la semana pasada Banxico se mostró abierto a bajar las tasas, los swaps de tasas de interés tuvieron su mayor caída desde el inicio del año, y eso puede ser sólo el comienzo.

La inflación podría desacelerarse más de lo esperado en un cuadro de crecimiento moderado y con una moneda estable, obligando al Banco Central a recortar más de lo que el mercado está descontando.

· La llamada curva TIIE de los swaps está descontando que el Banxico bajará las tasas a cerca de 6.25 por ciento en los próximos 12 meses, y a cerca de 6 por ciento a lo largo de los dos próximos años.

· Se espera que la inflación se desacelere aún más rápido, hasta 5.9 por ciento a fin de año y 3.8 por ciento para fines de 2018, en comparación con 6.3 por ciento este mes, según los economistas

· El punto de equilibrio del mercado supone una inflación por debajo de 3.5 por ciento en dos años.

Si la inflación sigue los pronósticos actuales de los analistas, las tasas nominales y reales estarían el año próximo en niveles que podrían afectar el crecimiento económico.

· La tasa de interés real de México subirá a 1.3 por ciento en diciembre y a 3.1 por ciento para fines de 2018 desde alrededor del 0.7 por ciento en junio, según estimaciones de los economistas.

· Sobre la base de los precios que estima el mercado, la tasa de interés real será de alrededor del 2.3 por ciento en dos años.

· Históricamente, la tasa real de política monetaria de México rara vez superó el 1.5 por ciento

El Banco de México podría justificar las tasas altas en el futuro si la economía se encaminara a una expansión rápida o el peso pareciera dirigirse a una ronda de depreciación. Ninguna de las dos cosas parece probable.

· Los pronósticos actuales ven un crecimiento con sólo un leve repunte en 2018 y 2019 y estiman que el peso se mantendrá en un rango ajustado.

*George Lei es un estratega cambiario que escribe para Bloomberg. Las observaciones que hace son suyas y no constituyen un consejo para inversiones. Ni para el El Financiero. 

: