Mercados

Inversionistas en México descubren que hay vida después de Trump

Después del triunfo electoral del republicano, muchos inversores se preparaban para el desastre; sin embargo meses después las expectativas con México han mejorado, lo que ha reactivado la inversión
Bloomberg
04 abril 2017 10:20 Última actualización 04 abril 2017 10:20
[El peso tiene un avance de 20.45 centavos/Bloomberg] 

[El peso tiene un avance de 20.45 centavos/Bloomberg]

Hace apenas cuatro meses, los inversionistas en México se preparaban para el desastre. Los acuerdos comerciales seguramente se despedazarían. Miles de mexicanos sin trabajo, expulsados ​​de sus hogares en Estados Unidos, volverían a cruzar la frontera. ¿Y el peso? Los analistas no tardaron en recortar sus pronósticos rapidamente.

Y resulta que la vida en la era Donald Trump, hasta ahora, no ha sido tan mala.

El índice bursátil de referencia de México anuló las bajas provocadas por la victoria de Trump en noviembre y está en realidad un 7 por ciento más arriba este año.

El peso, el perdedor más grande del mundo en 2016, exhibe en este momento una recuperación sorpresiva que lo coloca en lo alto de la pila de los mercados emergentes.

Inversionistas como Discovery Americas dicen que están invirtiendo nuevamente en México después de haber dejado las compras en suspenso a principios de año.

Para explicar el cambio, ejecutivos y banqueros señalan que los funcionarios estadounidenses han suavizado bastante el tono desde los tiempos en que Trump fustigaba a México durante la campaña electoral.

El secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, dice que las pláticas para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte podrían significar una victoria para ambas partes.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, dice que anticipa un acuerdo sensato. Y Peter Navarro, que lidera el Consejo Nacional de Comercio de la Casa Blanca, dijo que quiere que Canadá, México y Estados Unidos se conviertan en una potencia industrial global.

Algunos de los primeros tropiezos de Trump, como el colapso del proyecto de ley de salud, también han puesto de relieve lo difícil que es realizar cambios drásticos en Washington.

"No parece ser el escenario catastrófico que todos imaginábamos que sería", dijo Raúl Martínez-Ostos, máximo ejecutivo de Barclays Plc en México, en una entrevista durante una conferencia en Acapulco.

"Está claro que la gente se sentará a una mesa para discutir la relación bilateral de una manera que sea beneficiosa para todos los involucrados".

En tanto Trump también reduce los ataques en Twitter contra el tercer socio comercial más grande de los Estados Unidos, los inversionistas vuelven a centrar su atención en los indicadores económicos de México, que se han mantenido relativamente bien.

“Cuando uno ve que las ventas de autos siguen aumentando, que el crecimiento de las ventas de tiendas comparables funciona bien, que la demanda de crédito sigue subiendo y los préstamos tienen un buen comportamiento, uno se da cuenta de que no se trata solo de un optimismo ingenuo", dijo Carlos Hank González, presidente del Consejo de Grupo Financiero Banorte, el cuarto banco más grande de México por préstamos en circulación, también en Acapulco. "Está basado en un cambio real".

1
REACTIVAN PLANES

 

Donald Trump durante su conferencia en Dallas, Texas. (AP)


Las acciones mexicanas han mostrado fortaleza. El indicador bursátil de referencia del país alcanzó un máximo histórico la semana pasada, y todas menos ocho de las 35 compañías del índice han registrado aumentos este año.

Grupo Elektra, la empresa bancaria y minorista propiedad del multimillonario Ricardo Salinas, es la que más avanzó, con un 73 por ciento. OHL México, una unidad del constructor español Obrascon Huarte Lain, sumó un 29 por ciento, mientras que la compañía minera de plata Industrias Penoles subió un 24 por ciento.

La semana pasada, los inversores vieron señales de que el inactivo mercado de las OPI de México está volviendo a la vida.

Banco del Bajío reactivó los planes de hace tres años para aumentar buscar unos 300 millones de dólares.

La prestamista mexicana Banca Mifel, que está respaldada por Advent International, también está considerando una oferta pública inicial, dijeron personas familiarizadas con el asunto la semana pasada.

Y, respaldado por capital Nexxus, el operador de comida rápida Taco Holdingestá tratando de recaudar 100 millones de dólares en una oferta pública inicial (OPI) para el tercer trimestre de este año, dijo el director general Javier Rancano.

Sólo una empresa mexicana se ha hecho pública en los últimos seis meses.

Los fabricantes estadounidenses, que estuvieron congelados por amenazas de represalias de Trump, incluso están volviendo a enviar empleos al sur de nuevo.

Compañías como Illinois Tool Works, Triumph Group, y TE Connectivity están reduciendo o incluso cerrando operaciones de manufactura en Estados Unidos y están generando empleos en México.

El comercio entre México y los Estados Unidos ha crecido cinco veces a más 500 mil millones de dólares al año desde que el TLCAN entró en vigor en 1994.

El TLCAN,
que eliminado la mayoría de los aranceles entre los tres países en las últimas dos décadas, ha demostrado ser crucial para el surgimiento de México como un centro de manufactura.

“Todavía vamos a estar viendo la incertidumbre - por ejemplo, mientras que el TLC y la reforma fiscal de Estados Unidos se están definiendo, se podrían retrasar algunas decisiones de inversión extranjera", dijo Carlos Slim Domit, presidente de América Móvil y el hijo mayor del hombre más rico de México, en una entrevista en la Ciudad de México.

“Pero la relación de México con los Estados Unidos va mucho más allá del momento de corto plazo. Nuestra agenda es amplia y con buenas oportunidades para ambas economías “.