Inversionistas en Cetes estuvieron de 'fiesta' en abril
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Inversionistas en Cetes estuvieron de 'fiesta' en abril

COMPARTIR

···

Inversionistas en Cetes estuvieron de 'fiesta' en abril

Instrumentos de deuda de corto plazo en México, como el Cete a 28 días, 'pagaron' 11.86 por ciento una vez descontado el efecto de la inflación, en el cuarto mes de este año.

Esteban Rojas
10/05/2018
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La tendencia descendente en el crecimiento de los precios al consumidor en México, observada en lo que va de este año, ha contribuido para que los rendimientos reales, que pagan los instrumentos de deuda de corto plazo, mostraran una fuerte recuperación.

El rendimiento del Cete a 28 días alcanzó 11.86 por ciento a tasa anualizada en el pasado abril, una vez descontado el efecto de la inflación, es decir en términos reales. Este nivel representa el más alto para un mismo mes, por lo menos desde 1995, con base a información publicada por el Banco de México y el Inegi.

El rendimiento que ha pagado el Cete a 28 días acumula un comportamiento al alza en términos reales por cuarto mes consecutivo en este año. En enero, febrero y marzo se reportaron en 0.42, 2.49 y 3.30 por ciento a tasa anual, en cada caso, lo cual se vino a sumar a lo registrado en el pasado abril.

El efecto que ha tenido la menor inflación en la recuperación del rendimiento del Cete a 28 días, también se ha extendido a otros instrumentos emitidos por el sector privado, por lo su efecto ha sido generalizado, sobre todo, en los plazos inferiores a un año.

“La recuperación de los rendimientos de corto plazo en términos reales tiene aspectos positivos y negativos. Entre los primeros, los beneficiados son los ahorradores en este tipo de instrumentos. Sin embargo, para las empresas y el gobierno les implica un mayor costo para refinanciar su deuda”, declaró Alma Delia García, directora de AISANCE club de inversionistas.

El comportamiento de los rendimientos reales en instrumentos de corto plazo en lo que va de este 2018, contrasta con las caídas observadas en el último trimestre del 2017, pero sobre todo, con las reportadas en los primeros meses del año pasado, como efecto del fuerte repunte en la inflación derivado del gasolinazo.

En enero, febrero, marzo y abril del 2017, los rendimientos reales del Cete a 28 días fueron de -15.76, -1.36, -1.56 y 4.91 por ciento a tasa anualizada, respectivamente.

El crecimiento de la inflación sorprendió en el pasado abril al ubicarse en -0.34 por ciento, como efecto de la aplicación de subsidios a las tarifas eléctricas. En tanto que a tasa anual se ubicó en 4.55 por ciento, en su nivel más bajo en 16 meses.

Los rendimientos en términos reales de los instrumentos de deuda de corto plazo no se podrán sostener en el nivel observado en el pasado abril, pero todavía continuarán elevados en los próximos meses.

La evolución del rendimiento de los instrumentos de deuda de corto plazo, a parte de la inflación, presenta una fuerte correlación con lo que haga el Banco de México, en materia de su tasa de referencia.

Para la especialista Alma Delia es posible que el Banco de México pueda mantener sin cambio a su tasa, actualmente en 7.5 por ciento, en su anuncio de política monetaria de la próxima semana. Sin embargo, esta perspectiva se podría modificar, sobre todo, si persiste el alza en el dólar y no hay ningún acuerdo en materia del TLCAN.

El promedio del mercado se inclina a que el Banco de México volverá a incrementar el costo del dinero hasta su reunión del próximo junio.