Mercados

Los Cetes suben a niveles de abril de 2009

Los inversionistas descontaron una posible alza de la tasa de interés del Banco de México para el próximo jueves. El mayor incremento se dio en el Cete a 175 días, con un alza de 115 puntos base.
Redacción
15 noviembre 2016 12:40 Última actualización 15 noviembre 2016 12:59
Banxico

(Bloomberg)

Los inversionistas optaron por un escenario conservador esta semana y descontaron en los Cetes un posible ajuste de la política monetaria de Banco de México (Banxico).

La tasa líder del mercado a 28 días subió 0.75 por ciento, a 5.56 por ciento.

El incremento está por encima de la mayoría de las expectativas de que el Banco Central eleve el jueves en 50 puntos base la tasa referencial, ante expectativas de mayor inflación y por la volatilidad en los mercados tras el triunfo de Donald Trump que ha golpeado al peso.

El 5.56 por ciento es el mayor nivel en una subasta primaria desde la realizada el 30 de abril de 2009 cuando se fijó en 5.74 por ciento.


Por su parte, la emisión a 91 días se fijó esta semana en 5.96 por ciento, luego de un avance de 89 puntos base.

En tanto que el mayor ajuste se registró en los títulos a plazo equivalente a seis meses (175 días) que llegó a 6.18 por ciento, luego de un repunte de 115 puntos base frente a su nivel fijado ocho días antes.

En ambos casos, los niveles alcanzados esta semana regresaron a niveles que no se observan desde abril de 2009.

El fuerte ajuste de las tasas de interés se da previo a la reunión de política monetaria del Banxico, en donde los inversionistas están considerando que la volatilidad observada en los mercados financieros luego de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos se traducirá en una mayor restricción monetaria, esto a pesar de que en las operaciones de este martes el peso se recupera frente al dólar.

De hecho, las fuertes alzas registradas en las emisiones de tres y seis meses muestran que se esperan presiones adicionales a la inflación hacia el primer semestre de 2017, cuando ya esté en funciones el nuevo presidente estadounidense y se tenga una mayor claridad de hacia dónde se dirigen sus políticas migratoria, fiscal y de comercio con México.

Otro factor que impulsó las tasas de interés es el aumento en el riesgo soberano de México, por lo que los inversionistas demandaron un mayor premio por el incremento en el índice EMBI+ de JP Morgan hasta un máximo de 261 puntos base.