Mercados

George de la Fed pide mantener alza gradual de tasas en EU

La presidenta de la Fed de Kansas City estimó que la mejor manera de sostener la expansión económica evitando el sobrecalentamiento y la inestabilidad del mercado financiero es ajustando las tasas de interés sobre un marco más normal.
Reuters
11 octubre 2017 12:49 Última actualización 11 octubre 2017 13:11
Esther George, presidenta de la Fed de Kansas City, no tiene derecho a voto sobre tasas de interés este año.

Esther George, presidenta de la Fed de Kansas City, no tiene derecho a voto sobre tasas de interés este año.

La presidenta de la Reserva Federal de Kansas City, Esther George, pidió nuevas alzas graduales de las tasas de interés en Estados Unidos para evitar presiones inflacionarias no deseadas y dijo que la inflación por debajo del objetivo "no es una preocupación actual".

"La baja inflación, por sí misma, no es un problema en una economía que está creciendo y operando a pleno empleo", sostuvo George en comentarios preparados para dar en un evento en Kansas City. El discurso no estaba dentro del cronograma público de George.

"En tal ambiente, es deseable sostener la expansión económica evitando el sobrecalentamiento y la inestabilidad del mercado financiero. La mejor manera de hacer eso es ajustar las tasas de política monetaria gradualmente a un marco más normal", agregó.

George, quien no tiene derecho a voto este año en el panel de la Fed que fija la política monetaria, también apuntó al objetivo de inflación del 2 por ciento del banco central, para el que apoyó su establecimiento en 2012.


"En retrospectiva, creo que resultó ser más desafiante que lo esperado, tanto como mecanismo de comunicación como guía de política monetaria", aseguró.

"Se coloca mucho foco en alcanzar este objetivo numérico específico cuando, de hecho, es probable que la inflación fluctúe alrededor de la meta con desviaciones que ocasionalmente podrían persistir", afirmó.

La mayoría de las autoridades de la Fed ha dicho que esperan subir las tasas de interés nuevamente en diciembre, ante la creencia de que con la tasa de desempleo en un 4,2 por ciento, las presiones de precios aumentarán lo suficiente como para llevar a la inflación hacia el 2 por ciento en el mediano plazo.

"En el contexto de un economía creciendo a pleno empleo, la baja inflación no es una preocupación presente", dijo George.