Mercados

Inflación en México sube a 4.48% en enero, fuera
del objetivo de Banxico

Los precios al consumidor subieron con fuerza en el primer mes del año, afectados negativamente por algunas medidas provenientes de la reforma fiscal y por el mayor costo en los bienes y servicios ofrecidos por el sector público. 
Esteban Rojas
07 febrero 2014 8:27 Última actualización 07 febrero 2014 10:4
Gráfica de inflación enero 2014

[Los precios de frutas y verduras subieron 3.68 por ciento. / Cuartoscuro]

CIUDAD DE MÉXICO.- En el inicio del 2014, los precios al consumidor en México registraron un fuerte repunte inducido por los efectos de la aplicación de la reforma fiscal y por el alza en los bienes y servicios proporcionados por el sector público.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor experimentó un crecimiento de 0.89 por ciento en enero del 2014, la más alta desde noviembre del 2013, según cifras reportadas por el Inegi.

A tasa anual, la inflación fue de 4.48 por ciento, la mayor desde mayo del año pasado. Con este comportamiento esta variación se ubica fuera del rango máximo de tolerancia del 4.0 por ciento fijado por el Banco de México.

La inflación subyacente, que elimina los componentes más volátiles, registró una variación de 0.85 por ciento en el periodo de referencia, que implica un aumento a tasa anual de 3.34 por ciento.

Dentro del componente subyacente, las mercancías aumentaron 1.26 y los servicios 0.51 por ciento.

El componente no subyacente se elevó 1.02 por ciento en enero. Dentro de este rubro, el índice de precios agropecuarios disminuyó 0.67, derivado la caída en los precios de frutas y verdura de 4.27 y en aumento en los precios de los productos pecuarios de 1.61 por ciento.

Los precios de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno presentaron un crecimiento de 2.04 por ciento.

Entre los productos que más incidencia tuvieron en el alza de la inflación en enero fueron los refrescos envasados, gasolina de bajo octanaje, loncherías, fondas, pollo, restaurantes y similares, así como la electricidad.

En tanto que los precios de bienes y servicios que bajaron estuvieron el jitomate, transporte aéreo y servicios turísticos en paquete.

La burbuja inflacionaria se podría extender con particular intensidad en el primer trimestre, en tanto que para todo el año existe el riesgo de que pueda cerrar por arriba del 4.0 por ciento.

Las ciudades que más resintieron el alza en los precios al consumidor fueron las localidades fronterizas, debido a la homologación en la tasa del IVA del 11.0 al 16.0 por ciento.

En este caso, las variaciones más extremas se dieron en Acuña, Coahuila; Chetumal, Quintana Roo, y Tijuana y Mexicali, en Baja California.