Mercados

Inflación de China cierra 2015 en 1.6% anual; persisten riesgos de deflación

En medio de inestabilidad en los mercados, China informó que los precios al productor reportaron una caída anual de 5.9 por ciento, lo que afecta las ganancias de las empresas y muestra las dificultades que tienen para hacer negocios, principalmente en el exterior.
Reuters
08 enero 2016 21:37 Última actualización 09 enero 2016 1:5
ME solteros China

ME solteros China

BEIJING.- Los precios de China subieron levemente en diciembre, mientras que los precios al productor siguieron cayendo, confirmándose las preocupaciones sobre los crecientes riesgos deflacionarios en la segunda mayor economía mundial.

En línea con la debilidad de la actividad industrial, la inflación al consumidor de China se aceleró en diciembre a una tasa de 1.6 por ciento anual, como esperaba el mercado, un leve aumento frente al 1.5 por ciento del mes anterior.

En tanto que los precios al productor se mantuvieron estables en niveles negativos de 5.9 por ciento en diciembre, dio a conocer la Oficina Nacional de Estadísticas, levemente sobre las estimaciones, pero en su cuadragésimo sexto mes consecutivo en niveles deflacionarios, subrayando las presiones que enfrentan los manufactureros de China en momentos en que la economía se desacelera.

La prolongada caída de los precios al productor ha dañado las utilidades de las compañías manufactureras y la confianza de las empresas, debido a que una débil demanda los ha obligado a reducir los precios para obtener nuevos negocios, sobre todo hacia el exterior.

La semana anterior se dio a conocer el PMI manufacturero de China, el cual se contrajo por quinto mes consecutivo en diciembre, además de que las industrias siguieron despidiendo trabajadores, diluyendo las esperanzas de que la economía inicie el 2016 en una posición más firme.

Por su parte, el China Beige Book International (CBB) dijo en su más reciente sondeo que la baja de los precios de las materias primas y los de venta de las empresas chinas llegaron a mínimos históricos en el cuarto trimestre.