Mercados

IGAE tiene su peor comportamiento en cuatro meses

La economía mexicana se estancó en el onceavo mes del 2013, influida por la lenta marcha de la economía estadounidense.
Esteban Rojas
27 enero 2014 9:32 Última actualización 27 enero 2014 15:1

CIUDAD DE MÉXICO.- La actividad económica de México se estancó en el onceavo mes del año, lo que confirma que todavía sigue dentro de un carril de baja velocidad.

El Indicador Global de la Actividad Económica (Igae), lo más aproximado al Producto Interno Bruto mensual, quedó sin cambio en términos reales en noviembre del 2013, de acuerdo a cifras dadas a conocer por el Inegi.

El ritmo de recuperación del Igae, a tasa anual, es el más alto desde el pasado junio, además que su desempeño está muy por debajo del 4.3 por ciento de incremento observado en noviembre del 2012.

Tomando en cuenta su variación anual, las actividades primarias, las secundarias y las terciarias reportaron variaciones de -3.8, -1.4 y 1.0 por ciento, en cada caso.

Al interior del indicador, no deja de llamar la atención el bajo perfil que tiene las actividades relacionadas con la industria, que son las más ligadas a la evolución del sector exportador.

Con cifras desestacionalizadas, el Igae mostró un aumento de 0.39 por ciento en el periodo reportado.

El ritmo de la recuperación mejoró, dado que en octubre el indicador había presentado un aumento de 0.3 por ciento.

Por grupos de actividades, las series ajustadas por estacionalidad indican que las actividades primarias bajaron 6.45, en tanto que las secundarias y las tercerías avanzaron en 0.14 y 0.64 por ciento.

La evolución del Igae, muestra a un proceso de recuperación todavía con altibajos, el cual podría mejorar en el presente año.

El comportamiento de la economía todavía puede ser un tanto inercial y no exento de riesgos, sobre todo de los provenientes del exterior.

Es urgente que se acelere la aprobación de las leyes secundarias de algunas reformas estructurales ya aprobadas, con el propósito de mejorar el potencial de la economía y, al mismo, puedan servir de amortiguadores ante posibles choques provenientes del exterior.