Mercados

Hila Bolsa Mexicana 3 días de bajas seguidos; WS marca nuevos récords

La bolsa mexicana se desligó este lunes de las ganancias de los mercados de Nueva York debido a la baja en acciones de peso importante en la muestra del índice, mientras que en NY se establecieron nuevos máximos, más por un movimiento inercial que por alguna noticia en particular.
Felipe Sánchez
10 noviembre 2014 16:17 Última actualización 10 noviembre 2014 16:32
[Bloomberg] Emisoras de vivienda lideran las caídas bursátiles en la BMV. 

[Bloomberg] Emisoras de vivienda lideran las caídas bursátiles en la BMV.

La Bolsa Mexicana concluyó la jornada del lunes con un declive moderado en su principal indicador, de 0.21 por ciento, con lo que el índice quedó en 44 mil 523 unidades. Con esta baja la Bolsa acumula un retroceso de 1.22 por ciento en 3 sesiones.

Cambiaron de manos 249.1 millones de acciones por medio de 138 mil 220 operaciones. Asimismo, el balance de las emisoras operadas fue también negativo, subieron 39, perdieron 55, y 11 no cambiaron.

Destaca el contraste con los mercados de Nueva York, los que concluyeron con avances moderados, pero suficientes para establecer nuevos récords.

En la NYSE, el índice Dow Jones aumentó 0.23 por ciento a 17 mil 613.74 unidades, su máximo número 23 del año. Asimismo, el promedio S&P 500 subió 0.31 por ciento a 2 mil 038.26 puntos, su récord 39 en lo que va del año. Por su parte, la Bolsa Nasdaq aumentó 0.41 por ciento a 4 mil 651.62 enteros, su lectura más elevada desde el 28 de marzo del año 2000.

Varias acciones de peso en la muestra del índice influyeron para el declive del mercado mexicano, como la baja de 1.23 por ciento en las acciones de AMX, luego del anuncio del viernes de AT&T sobre la compra de las acciones de Iusacell. También afectaron las caídas de títulos como Walmart y Alfa, de 0.78 y 1.01 por ciento, en ese orden.

El resto de las bolsas del mundo reportaron ganancias, en China, por la apertura de la bolsa de Shanghái a la inversión extranjera, mientras que en WS por la inercia positiva de los mercados luego de los máximos históricos de la semana pasada.