Mercados

Hay 'lugar' para otra alza de tasas en 2017: Fed de Kansas City

De cara a la reunión anual de banqueros centrales a celebrarse en las montañas de Jackson Hole, la presidenta de la Fed de Kansas City,  estimó que si las cifras económicas de Estados Unidos se mantienen firmes habría lugar para elevar la tasa de interés este año.
Bloomberg
24 agosto 2017 10:26 Última actualización 24 agosto 2017 10:45
Esther George, presidente de la Reserva Federal de Kansas City

Esther George, presidente de la Reserva Federal de Kansas City

La presidenta del Banco de la Reserva Federal de Kansas City, Esther George, dijo que si las cifras económicas de Estados Unidos se mantienen firmes, habrá probablemente una nueva oportunidad de subir las tasas de interés en 2017.

"Estaré revisando las cifras en las próximas semanas, mientras nos preparamos para la reunión de septiembre, para ver si todavía tiene sentido", afirmó en alusión a un nuevo incremento de las tasas este año.

"Basado en lo que veo hoy, creo que aún hay una oportunidad para hacer eso", señaló Mike McKee en entrevista con Bloomberg Television grabada el miércoles en Jackson Hole, Wyoming.

George, quien ha sido partidaria de elevar las tasas de interés para impedir un brote de la inflación, estaba hablando de cara a la reunión anual de banqueros centrales que organiza en esta remota localidad en las montañas.

Entre los principales eventos de la conferencia este año figuran el discurso de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, el viernes a las 8:00 hora local (10:00 en Nueva York) seguida por la intervención de Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, a la 1 de la tarde.


El encuentro encuentro se produce en medio de una leve mejora del crecimiento mundial y un descenso del desempleo, mientras que la inflación ha subido menos de lo previsto.

El banco central estadounidense evalúa el momento indicado para comenzar una reducción gradual de su balance de pasivos y activos.

Los inversionistas esperan noticias en la reunión fijada para el 19 y 20 de septiembre, luego de que funcionarios de la Fed indicaran que el anuncio sería inminente. La Fed, sin embargo, sigue muy de cerca la inflación después de que una seguidilla de cifras débiles atenuara las presiones sobre los precios y alejaran más a la inflación de la meta de 2 por ciento anual del banco central.

"En el contexto de la economía que tenemos hoy, esa es la razón por la cual creo que hay que ser cuidadosos de no centrarse demasiado en una estimación de puntos y dejar de lado las tendencias más amplias y las expectativas que hay", dijo George en referencia a la inflación.

George reconoció que los modelos sobre cómo la inflación responde a un desempleo bajo no han funcionado, pero "para mí es menos importante que la inflación alcance exactamente 2 por ciento que entender el desempeño de la economía en forma más general".

El indicador de inflación predilecto de la Fed acumula un alza de 1.4 por ciento entre junio de 2016 y junio de 2017 y ha permanecido por debajo de la meta del banco central durante la mayor parte de los últimos cinco años.

La estimación mediana en las previsiones trimestrales de los funcionarios de la Fed, que serán actualizadas el próximo mes, anticipa una nueva alza de tasas en 2017 tras los aumentos de marzo y junio.

Los inversionistas asignan una probabilidad de cerca de una en tres a un nuevo incremento para la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto del banco central contemplada para diciembre.

"Deberíamos empezar a, como hemos indicado, eliminar paulatinamente el sesgo expansivo, siempre y cuando el panorama económico nos diga que nos estamos moviendo en la dirección correcta, y creo que lo estamos".

Agregó que es partidaria de empezar a reducir el balance de activos y pasivos de la Fed y "las estimaciones sugieren que la economía está en condiciones de comenzar a hacerlo".