Mercados

Dólar, fuera de la lista de riesgos de la Fed: Patrick Harker

El presidente de la Fed de Filadelfia, Harker, afirmó que el dólar no representa una preocupación y que la Reserva Federal está en lo correcto en sus planes de elevar las tasas de interés en Estados Unidos una vez más este año.
Reuters
27 junio 2017 12:58 Última actualización 27 junio 2017 14:51
patrick harker

(Tomada de www.facebook.com/philadelphiafed)

El presidente de la Reserva Federal de Filadelfia, Patrick Harker, afirmó que los movimientos que muestra actualmente el dólar no son una preocupación importante para la Fed.

"El dólar es este momento no está en la lista de riesgos que deban preocuparnos", dijo Harker, uno de los miembros de mesa de votación actual de la Fed, durante un evento de economía y finanzas en Londres.

"Es algo que tenemos que seguir viendo, pero yo no lo veo como un problema en este momento", agregó.

Dijo que el dólar, que ha caído más de un 5.5 por ciento desde el inicio del año, fue uno de los canales fundamentales de transmisión observada por la política monetaria del banco.

El dólar se apreció fuertemente frente a una cesta de otras monedas después de la elección del presidente Donald Trump, lo que generó preocupaciones acerca de un posible impacto negativo sobre los exportadores estadounidenses, pero desde entonces ha regresado a los niveles previos a la elección.

La Reserva Federal elevó las tasas de interés en Estados Unidos por segunda vez este año el mes pasado pero no fue hasta la cuarta vez desde el colapso de Lehman Brothers inició la crisis financiera global.


En otro punto, el funcionario afirmó que la Fed está en lo correcto en sus planes de elevar las tasas de interés en Estados Unidos una vez más este año, dado que la reciente debilidad de la inflación posiblemente es temporal, dijo un funcionario de la Fed, aunque admitió que el índice de precios al consumidor podría tardar más en repuntar.

Los comentarios Harker refuerzan la postura del organismo de esperar a ver qué ocurre tras dos meses de lecturas de inflación sorprendentemente bajas que han hecho declinar la medición de referencia de la Fed a 1.5 por ciento.

"Mantengo mi estimación de que estamos en el camino correcto. En cuanto a la inflación, hemos considerado a los factores que ejercen una presión bajista como temporales", añadió.

Aún así, Harker -que este año tiene derecho a voto en la comisión que fija la política monetaria de la Fed- pareció adoptar una postura más cauta al retrasar hasta inicios de 2018 el periodo de tiempo en que espera que la inflación alcance la meta de 2 por ciento. Previamente, calculaba que la cifra se concretaría a fines de este año.

La Fed ha subido la tasa de fondos federales tres veces desde diciembre, en reconocimiento a una tasa de desempleo que ha estado cayendo hasta tocar el mes pasado su menor nivel en 16 años. Las previsiones del banco central apuntan a otro ajuste para este año y a una inflación que alcanzaría la meta a fines de 2018.

"Aún apoyo una salida gradual y constante de la política monetaria ultraexpansiva", dijo Harker. "Aún creo que es apropiado elevar la tasa de interés otra vez en 2017", agregó.

En cuanto a la hoja de balance que la Fed quiere empezar a reducir, Harker dijo que el organismo debería poner el proceso de normalización de las tenencias de activos en "piloto automático".

"Creo que es importante para nosotros, por una serie de razones, seguir adelante con la normalización de la hoja de balance", sostuvo. "En mi opinión, queremos ponerla en piloto automático y usar la tasa de fondos federales de la Fed como una variable que moveríamos dependiendo de cómo de comportan los datos (económicos)", añadió.