Mercados

Actual repunte del petróleo es 'insostenible': Goldman Sachs

En su informe, Goldman Sachs estimó que los precios más altos del petróleo son mucho más difíciles de sostener en un mercado impulsado por la oferta, debido a que el suministro tiende a volver con precios más altos.
Reuters
11 marzo 2016 9:42 Última actualización 11 marzo 2016 13:17
La estrategia petrolera de Arabia Saudita

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reúne en Viena en un clima de precios bajos e informes de desacuerdo entre los miembros del cartel. Algunos países quieren recortar la producción para elevar los precios, pero Arabia Saudita se resiste. La estrategia de Riad de mantener el nivel de producción para preservar su cuota de mercado ha funcionado hasta cierto punto, pero también ha afectado su economía y su moneda.

NUEVA YORK.- Goldman Sachs Group Inc recortó sus previsiones para el precio del petróleo para este año y el próximo, argumentando un “alza prematura” en los precios de materias primas “no es sostenible” y advirtió que la racha alcista del crudo podría hacer más daño que bien a los precios futuros.

“La energía necesita precios más bajos para mantener la tensión financiera para terminar el proceso de reequilibrio”, indicó Jeffrey Currie, jefe de materias primas de Goldman Sachs. “De lo contrario, una racha alcista del petróleo resultaría contraproducente”, agregó.

Además, en su informe Goldman puntualizó sobre el problema del exceso de oferta y señaló que “el mercado petrolero actual se encuentra todavía con un gran excedente”.

“Los precios más altos son mucho más difíciles de sostener en un mercado impulsado por la oferta, debido a que el suministro tiende a volver con precios más altos”.


El banco dijo que espera que el precio del petróleo Brent promedie 39 dólares por barril en 2016 y 60 dólares en 2017, una baja frente a sus pronósticos previos de 45 y 62 dólares.

Goldman recortó además su guía para los precios del contrato West Texas Intermediate (WTI), de referencia en Estados Unidos, en 7 dólares a 38 dólares por barril para 2016, y en 2 dólares a 58 dólares para 2017.

Según el banco, la producción no alcanzará el máximo anterior hasta mediados de 2018, porque predice una recuperación más lenta hasta el próximo año y bajas más profundas de la producción en 2016.