Gobierno italiano 'no renunciará' al euro: Conte
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Gobierno italiano 'no renunciará' al euro: Conte

COMPARTIR

···

Gobierno italiano 'no renunciará' al euro: Conte

Giuseppe Conte, primer ministro italiano, aseguró que no hay un plan para dejar el euro en este gobierno y aseguró también que no dará un paso atrás en su objetivo de elevar el déficit público al 2.4% del PIB.

Redacción
02/10/2018
Actualización 02/10/2018 - 11:17
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, aseguró este martes que Italia no abandonará el euro, luego de que Claudio Borghi, jefe del comité de presupuesto de la cámara baja, dijera que el euro "no era suficiente" para resolver los problemas fiscales de Italia.

“Italia es un país fundador de la Unión Europea y de la Unión Monetaria y reitero: el euro es nuestra moneda y para nosotros es irrenunciable”, escribió Conte en su cuenta de Facebook.

“Nosotros respetamos nuestras prerrogativas soberanas y también respetamos las instituciones de la Unión Europea que hemos contribuido a fundar y que es nuestra casa común”, añadió.

Conte añadió que elpaquete de medidas que están preparando pretende combinar equidad y eficiencia.

"La introducción de un instrumento fundamental contra la pobreza como la renta de la ciudadanía se acompaña de profundas reformas estructurales del mercado de trabajo, como la reforma de los centros de empleo, y medidas fundamentales para impulsar las inversiones como la simplificación del código de contratación y la reforma del código civil", aclaró.

Además, dijo, que se han elaborado el mayor plan de inversión de la historia italiana, ampliando en los próximos tres años 15 15 millones de euros para los próximos 38 años.

Previamente,Claudio Borghi, el presidente de la comisión presupuestaria de la Cámara de Diputados, de la Liga, declaró a la emisora Radio Anch’io que con su propia moneda Italia “estaría en grado de resolver gran parte de sus problemas, pero no todos”.

“El hecho de tener el control de los propios medios de política monetaria es condición necesaria, pero no suficiente, para realizar el ambicioso y enorme programa de saneamiento, pero para dar este paso se necesita acuerdo y conciencia de parte de los ciudadanos”, dijo.

Luigi Di Maio, líder del Movimiento 5 Estrellas, otro de los partidos que sostienen al gobierno, también aseguró que Italia no pretende abandonar el euro, aunque enfatizó que el gobierno tampoco dará un paso atrás en su intención de aumentar el déficit público al 2.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) pese a las críticas de la Comisión Europea.

“Algunos esperan que el gobierno dé un paso atrás sobre este presupuesto, pero sobre el déficit al 2.4 por ciento del PIB hasta 2021 nosotros no retrocederemos ni un solo milímetro”, aseguró el también ministro del Trabajo a una radio local.

“Que sea claro que no queremos salir del euro, ni de la Unión Europea, pero el gobierno está unido y no retrocederá”, añadió.

La decisión del jueves llevar el déficit público al 2.4 por ciento del PIB, frente al anterior compromiso de dejarlo en el 1.6 por ciento, fue tomada por el gobierno con la intención de cumplir sus promesas electorales, entre ellas la de dar una renta mínima de inclusión a quienes perciban menos de 780 euros mensuales.

Sin embargo, la Comisión Europea y los gobiernos de otros países comunitarios piden a Roma “el cumplimiento de las reglas”.

El próximo 15 de octubre es el plazo fijado para que Italia presente ante la Comisión Europea su propuesta de plan presupuestario, luego de lo cual se tomará una decisión al respecto.

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombroskivs, aclaró que serán aplicadas las reglas del Pacto de Estabilidad y que Italia, con la segunda deuda pública más alta de Europa, deberá atenerse a políticas de presupuesto “responsables”.

Los mercados, en tanto, mantenían el nerviosismo y la bolsa de Milán cerró la jornada con una caía del 0.4 por ciento, mientras la prima de riesgo de la deuda se acercaba a los 300 puntos base, frente a los 382 con los que cerró el lunes.

Con información de Notimex y Bloomberg.