Mercados

WTI y Brent rebotan desde mínimo de 5 años; 
ganan 3% al cierre

El contrato del Brent para entrega en enero subió 2.15 dólares, o 3.1 por ciento, a 72.30 dólares, y el del WTI para enero, recuperó 2.38 dólares, o 3.6 por ciento, a 68.53 dólares el barril.
Guadalupe Hernández
01 diciembre 2014 8:45 Última actualización 01 diciembre 2014 15:32
 [Bloomberg] El WTI se cotizaba en 95.82 dólares. La canasta de la OPEP finalizó el jueves en 113.67 dólares.

[Bloomberg] El WTI se cotizaba en 95.82 dólares. La canasta de la OPEP finalizó el jueves en 113.67 dólares.

Los precios del crudo en ambos lados del Atlántico rebotaron este lunes desde su nivel más bajo en cinco años, ante una ola de ventas en el mercado tras el fracaso de la reunión de la OPEP de la semana pasada para frenar la producción y el exceso de oferta.

El ministro de petróleo de Irán, Bijan Namdar Zanganeh, aseguró que los precios actuales no son garantía de una disminución significativa en la producción de esquisto de Estados Unidos.

De acuerdo con la Agencia Internacional de Energía (AIE), cerca del 4 por ciento de la producción estadounidense de esquisto necesita un precio de 80 dólares el barril o más para ser rentable.


En Londres, el contrato del Brent para entrega en enero subió 2.15 dólares, o 3.1 por ciento, a 72.30 dólares el barril en la bolsa ICE de futuros de Europa.

Más temprano el convenio llegó a perder 2.62 dólares y cotizarse en 67.53 dólares, su precio más bajo desde octubre de 2009.

Los precios se redujeron un 18.3 por ciento el mes pasado y un 34 por ciento en 2014.

Por su parte, el petróleo de referencia en Estados Unidos, el WTI para enero, recuperó 2.38 dólares, o 3.6 por ciento, a 68.53 dólares el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

En las primeras horas de operaciones, el futuros cayó hasta 3.7 por ciento a 63.72 dólares, el menor nivel desde julio de 2009. Los precios disminuyeron 17.9 por ciento en noviembre y suman un descenso del 30 por ciento este año.

El contrato del crudo Brent de Londres y el WTI en Estados Unidos han caído por cinco meses consecutivos, su mayor racha bajista desde la crisis financiera del 2008.

En noviembre, las expectativas de un mercado energético bien abastecido, la reciente apreciación del dólar frente a otras divisas y la negativa de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a recortar sus cuotas de producción fueron los factores que se conjugaron para derribar a los precios internacionales del crudo.

El mercado estará atento al informe del Instituto Americano del Petróleo (API) que dará a conocer el martes, mientras que la EIA hará lo propio el miércoles.

Analistas estiman que los inventarios comerciales de crudo y gasolina en Estados Unidos habrían subido la semana pasada, mientras que los de destilados habrían caído, mostró el lunes un sondeo preliminar.

Un sondeo entre cinco analistas prevén que las existencias de crudo crecieron en 800 mil barriles en la semana terminada el 28 de noviembre.

En tanto, las reservas de destilados, que incluyen diésel y combustible para calefacción, habrían caído en 700 mil barriles, mientras que las de gasolina habrían crecido 700 mil barriles.