Mercados

China y dólar funden ganancias del níquel y el cobre

El níquel  subió la semana pasada después de que Trafigura Group se sumara a Glencore con el pronóstico de un auge de la demanda de vehículos eléctricos durante la próxima década, mientras que la oferta ha estado limitada por varios años de precios deprimidos.
Redacción
07 noviembre 2017 12:58 Última actualización 07 noviembre 2017 13:13
metales fundición

metales fundición (Bloomberg)

Los metales industriales cayeron al final de la sesión de este martes, después que registrar máximos de varios años ante la fortaleza del dólar que llevó a los inversores a una toma de ganancias.

El dólar se fortaleció hasta llegar cerca de su nivel más alto desde julio, lo que volvía más costosos los metales que cotizan en el billete verde para los tenedores de otras divisas, y potencialmente reduciría la demanda.

El contrato del níquel referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME) cayó 2.1 por ciento a 12 mil 655 dólares la tonelada. La semana pasada, el contrato alcanzó los 13 mil 030 dólares, un máximo desde junio del 2015.

El metal cedió terreno luego que los precios subieron casi un 10 por ciento a máximos de dos años la semana pasada ante la creciente expectativa de una fuerte demanda de los fabricantes de baterías para vehículos eléctricos.

De acuerdo con Warren Patterson, analista de ING, la demanda de níquel para baterías probablemente no será en el corto plazo, agregando que "es algo a 5-10 años, no va a impactar en el mercado ahora. Los niveles de inventarios de níquel son aún muy buenos. El mercado se adelantó y yo esperaría ver cierta corrección bajista".

Desde principios de octubre, el níquel ha avanzado más de un 20 por ciento hasta el nivel más alto en más de dos años, pero una nueva alza significativa de precios podría impulsar la producción de Indonesia y limitar el avance, según una analista sénior de una investigadora china estatal.

Actualmente los precios son rentables para los productores indonesios de arrabio de níquel, dijo Xu Aidong de Antaike Information Development Co., en una entrevista durante una conferencia en China.

Si el precio sigue subiendo, la producción aumentará y se acelerarán los nuevos proyectos, agregó. Esto incrementaría la oferta de arrabio de níquel a las fábricas de acero inoxidable e impulsaría el metal refinado hacia la industria de las baterías, señaló.

En tanto que el precio del cobre, el aluminio y el zinc también retrocedieron desde máximos de varios años gracias al potente crecimiento global y a preocupaciones por el suministro debido a las medidas de China contra la contaminación, lo que ha llevado al país a limitar la fundición.

Al cierre del mercado la tonelada de cobre cayó 2.1 por ciento a seis mil 826 dólares la tonelada.

“El mercado se ha sobrepasado, por lo que estamos viendo una corrección de precios y tomas de ganancias", declaró Patterson.